Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

28 mayo 2010

GÚRTEL, NO LO VEO CLARO”

GURTEL NO LO VEO CLARO

Leyendo la prensa de hoy, me ha llamado la atención una columna cuyo titulo “Gürtel, no lo veo claro” está escrita por Vicente Ferrer, Diputado al Congreso por el Partido Popular, publicada en el diario Levante-EMV.

No me ha sorprendido el contenido del artículo, que por si solo demuestra lo evidente. Lo que me ha llamado la atención es el título elegido por su autor, toda vez que considero podría haber elegido otro, no sólo más afortunado, sino más elocuente.

Le diría al Sr. Ferrer, que quienes sí lo tienen claro son los habituales columnistas de ese mismo diario: los Joan Verdú, Matías Vallés, Francisco Esquivel, Emili Piera, así como otros habituales, al igual que la propia Editorial, tema al que se han dedicado en exclusiva desde el primer día del conocimiento de la famosa montería.

Con seguridad la razón de esta línea de actuación estriba al sentirse celosos de no haber sido invitados a una cacería en los campos de Jaén, por lo que iniciaron la suya en particular persistiendo en ello, incluso en sus formas de veda, que todo les está permitido. Lanzar tiros al aire con la intención de hacer daño, es la mejor manera de saciar una afición que les puede.

Así pues, Sr. Ferrer, téngalo bien claro, al pan, pan, y al vino, vino. Y si considera otra vez salir al paso de tanta insidia, no le vendría mal elegir un mejor enunciado para su escrito.

24 mayo 2010

GONZÁLEZ-SINDE, LA ZONA CERO

la zona cero

Cuando un 11-S una mente en estado de esquizofrenia aguda, cegada su sesera por la acumulación de odio y preñado su corazón producto del más perverso de los fanatismos religiosos, enfiló en lontananza las Torres Gemelas, quizá lo único que hacía a sabiendas era el sembrar la desolación en el centro neurálgico de una ciudad como producto de su rencor. Contabilizadas las victimas y tras días de pánico y horror, el hueco que dejó tan horrible crimen en las calles de la ciudad, se le reconoce mundialmente como la “zona cero”.

Expresión que si a todos nos recuerda un día que en cierta manera cambió el rumbo de nuestras vidas hacía cuotas de alta y necesaria seguridad, en cambio para ciertas personas, la expresión se convierte en hábito deslenguado para calificar aquello que se quiere denigrar.

Es el caso de la Ministra de Cultura González-Sinde, cuyo segunda parte del compuesto nos abre paso a cualquier calificativo sirviente para juzgar el resultado de su trabajo, que no es otro que el de la ineficacia; dedicación en exclusiva para mantener el equilibrio sexista en un gabinete ministerial, que no de genero, porque la calidad que de esto allí abunda es la del incompetente. A su mandato, un Presidente funesto que si hacia algún lugar nos dirige, es precisamente a uno semejante al que cita la Ministra: la Zona Cero.

Y es en el subconsciente traidor de González-Sinde donde se almacena tan siniestro espectáculo y que junto a su manifiesto intento prevaricador, le ha llevado a juzgar como de “Zona Cero” lo que la Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “trama”, según la Ministra, contra uno de los barrios más queridos por los valencianos.

Que una Ministra de Cultura emplee tal argumento, sólo nos habla de lo que es capaz tan abyecta dama, evidencia de la que ella misma se adueña, tal es el despropósito de su elucubración.

15 mayo 2010

LA VUELTA AL ANTIGUO RÉGIMEN

Jose_Luis_Rodriguez_Zapatero

Salvo el del inescrutable soplo origen de la vida, sin que por ello quiera decir que lo fuera divino, nada sucede en el mundo por azar. No creo pues en aquello de la generación espontánea, porque nada es casual.

Zapatero, un hombre resabiado lleno de añoranza en su fuero interno hacia el Antiguo Régimen, no sólo se ha apoderado de los tres poderes, sino incluso de gran parte del cuarto, cuya suculenta tajada le convierte en el gran señor feudal del siglo XXI. Preñado de absolutismo, diseña su estrategia bajo la sombra plácida en su umbráculo de la Moncloa, cual lobo solitario de largas orejas, pero cegadas a cal y canto.

¡Qué no hizo Napoleón, sino su vuelta al poder absoluto encantado en su disfrute!

Dotado de una gran habilidad y arraigado desparpajo, y a sabiendas de que el pasado 12 de Mayo, tal era su calculada intención, la Audiencia Nacional iba a trasladar a la Provincial de Valencia el caso Gürtel, fijó con aviesa intención la misma fecha para el anuncio en las Cortes Españolas (en plan terminator ZP) del mayor recorte social producido en España en los últimos sesenta años, calmado su ánimo en la seguridad de que las portadas de su prensa mediática atenuaría su osadía fijando su atención hacia el Partido Popular, partido al que en los últimos años un taimado Presidente de Gobierno no ha cesado de acusar con falsedad,  echándole en cara su deseo de recortes sociales a los que sin embargo él se negaba.

Y no satisfecho con ello y cuidando hasta el último detalle, ha dado instrucciones para que la Audiencia Provincial de Valencia no reabra el caso hasta que llegue el tiempo que mejor a él le convenga, al igual que lo está haciendo con el Tribunal Constitucional que no dará su veredicto sobre el “estatut catala” hasta pocos días antes de las próximas elecciones. Llegado el momento estelar, no me alberga duda alguna que lo será en la forma y fondo de su propio interés, que por la manera en que mueve los hilos, no será el de la legitimidad.

Y no sólo urde a su antojo las responsabilidades inherentes a los tres poderes, sino que trama los tiempos con la habilidad y astucia del jugador diligente, del truhan empedernido, tal y como lo está haciendo desde el primer día que empezó a negar una crisis conocida por todos.

Quizá la explicación viene dada porque mientras el felipismo optaba por la corrupción, un imberbe Zapatero se adoctrinaba en la Bastilla evolucionando hacia la figura del “Emperador”.

12 mayo 2010

UN BARCO A LA DERIVA

barco a la deriva

Fue coger el timón Zapatero con sus manos para que el aserto de “zapatero a tus zapatos” adquiriera su mayor veracidad; y si para los experimentos la gaseosa es la energía más aconsejable, el uso de la gasolina, tan de su agrado, encierra el peligro de que quien la utiliza ignore de su alcance.

Y fue así como nada más sentir el barco en las jarcias de proa el influjo torpe de unas manos inexpertas, cortó las aguas dando bandazos a la redonda cuyo único presagio era el de la zozobra. Y a falta de un buen vigía en lo alto de la cofia que cuidara del barco, a ella subió Zapatero donde megáfono en mano lanzó mentiras a la rosa de los vientos, mientras lo más experimentado de su cuadro de mandos fruncía el entrecejo arracimados a los botes salvavidas y prestos a dar el salto: cosa que hicieron. Sin embargo, un pequeño grupo de grumetes y grumetas tan irresponsables como inexpertos se prestaron al achique, seguros de su menester, pero con el único bagaje de sus sonrisas y la ausencia de su adecuada credencial.

Y tal fue la temeridad de un capitán maltrecho de sonrisa chulesca y andares de resabiado vaquero, que fue suficiente que el barco estuviera en su manos para llevarle a un río sin retorno condenándolo a la deriva, mientras que a los únicos que satisfacía tan esperpéntico espectáculo era a quienes desde el puntal de su abismo, disfrutan siendo portadores de una adrenalina voluntariamente inoculada.

¿Que les importaba a ellos ver cómo sus cuadernas crujían o cómo los riscos amenazantes hacían presagiar el peor de los descalabros? Llegado el caso y con el capitán en lo alto de su burbuja, el timón abandonado y sin ancla a la que amarrarse, de lo que importaría entonces sería la busca del fácil culpable hallado en quien había alertado de una mar picada, para acusarle al mismo tiempo de agitar sus aguas.

Pero allí estaba sobre la carta de navegación un puntito deseado como isla afortunada, confiado entonces en recuperar su prestigio el astuto capitán una vez a su llegada: la conocida como de “la Presidencia Europea”. Pero como por desgracia ha resultado ser una cagada de mosca sobre el mapa y ante la sonrisa de todos, la callada como respuesta ha sido la mejor solución.

Mapa continental, en el que por cierto y en un extremo, lo que pudiera ser España, igual es su deseo el de convertirla en un muñeco roto a merced de bandos nacionalistas a cuyo ánimo ha dispuesto, incapaz en su indignidad de reforzar nuestra historia milenaria.

La quilla hace aguas y las collas sindicales junto a los del callo en la ceja, callan, cuyo chirrido semeja un mar de mentiras del que por lo visto disfrutan sin intención de apuntalarla.

11 mayo 2010

ESPERANZA AGUIRRE: ALTO Y CLARITO


video



Desenmascarar mentiras es un sano ejercicio tan necesario como higiénico. Que cada palo aguante su vela.

¡En ello estamos!

07 mayo 2010

EL PSOE Y EL CABANYAL


Año 1991. El PSOE gobernando la Alcaldia de Valencia.
(sin comentarios, creo que queda claro la hipocresia de ambos, incluso la del medio que lo publica)

04 mayo 2010

EL AURIGA

el AURIGA

Casualmente he sintonizado con Canal 9, el de las 24 horas, donde en directo estaban ofreciendo el juicio a los tres etarras autores del atentado a la “Terminal 4 de Barajas”, cuya fatal resultado trajo consigo la muerte por asesinato de dos personas. La frialdad del cristal a la calle me advirtió de la gelidez del día y sobre la mesa, junto a mi sillón, dejé el móvil desconectado para centrar mi atención en los rostros álgidos y altivos de los tres asesinos.

El salón del juicio, quizá por la cantidad de gente allí aglomerada me ha parecido pequeño, como si estuviesen todos amontonados, unos encima de otros, seguramente por la expectación. Lo que no me ha sorprendido han sido las peticiones, una tras otra, que se han formulado contra los tres acusados cuyos años de encarcelamiento se aproximan al del millar, así como me han parecido normales las cuantías económicas para resarcir a los damnificados, al igual que las necesarias para satisfacer los gastos de los daños causados en las instalaciones, las que alcanzan en su totalidad la cifra de muchos millones de euros.

Sin embargo, los tres asesinos han marcado la pauta a seguir en el juicio como dueños de la sala, al igual que cuando están en la calle lo son de cualquier vida que les place destrozar. Tras su recusación al Tribunal tildándolo de fascista (vulgar coincidencia con la recientemente expresada por la mesnada en defensa de Garzón) y alegar que sus declaraciones anteriores fueron realizadas bajo torturas policiales (el eterno cantar desde hace más de cincuenta años por desgracia creído por muchos) y utilizando el euskera, un traductor ha sido el encargado de trasladar al Juez la soflama propagandística de semejantes alimañas. Por lo que más que un juicio que pudiera resultar ejemplar, lo que me ha parecido es el comienzo de una banalidad de dudosa eficacia, cual acto publicitario al servicio de los asesinos, aunque no sea lo que con ello se pretenda.

Toda una auténtica pantomima cuyo único resultado es el degradar, más si cabe, al deteriorado sistema judicial español.

Ahí tenemos al “juez” Baltasar Garzón que hace unos pocos días ha dejado en libertad a un etarra para que auxilie a su madre enferma, como si en la sociedad no hubiera medios suficientes para ello; o el caso de De Juana Chaos que sigue en paradero desconocido burlándose de la ley, pero “alimentado” por ella. Ver pues cómo juzgan a tres asesinos cuya estancia en la cárcel será de muy pocos años y el alcance de la cantidad a indemnizar que pretende el Juez será inexistente, sirven ambas cosas para constatar la evidencia de hallarnos ante una Justicia ineficaz y en la que el pueblo español ya no confía.

Este es el escenario actual del poder judicial apiñado al del ejecutivo, gracias a un talante ofrecido por Zapatero.

¡Un nuevo talante en el “Estado” verán los ciudadanos a partir de mi investidura!

Y es que tanto el poder judicial como el ejecutivo llevan el mismo camino cuando el auriga es la misma persona. ¿A quién puede extrañar tanto despropósito?

¿De qué nos habló Zapatero? ¿De talante o del tridente aglutinador de los tres poderes?

01 mayo 2010

ANTONIO PÉREZ HENARES "CHANI"


video



Por lo visto aún queda gente que se atreve a hablar y en los medios que le dejan, alto y claro, desde la verdad y desde la decencia.

Creo que este hombre se merece un pequeño homenaje: ¡A él va!