Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

29 diciembre 2011

EL JUEZ CLIMENT AL SERVICIO DEL PSPV

el juez climent al servicio de PSPV

-Es que no sólo son los trajes, es todo lo que hay detrás.

Así ha estado denunciando el PSPV durante los últimos años en las voces de sus políticos más representativos al Muy Honorable Presidente de la Generalitat. En especial en sede parlamentaria y a través del vocero más desvergonzado que tenían a mano, juzgado éste a velocidad de vértigo por un delito prescrito, al tiempo que avivaban el desprestigio del Presidente del Tribunal Superior de Justicia D. Juan Luís de la Rúa, siempre a base de libelos propios de la gente del sector al que pertenecen.

-Es que no sólo son los trajes- repetían sin cesar.

Estamos asistiendo estos días al juicio contra los imputados del Partido Popular en la Audiencia de Valencia y en el que actúa como acusación privada el PSPV.

A las preguntas del abogado defensor del expresidente de la Generalitat a los altos mandos de ésta Institución que asisten como testigos, de que si habían recibido algún tipo de presión o insinuación a favor de las empresas donantes de los supuestos regalos, una tras otra vez, el juez Climent, ha considerado impertinente la pregunta por lo que no está autorizando su ejercicio y negando a los testigos su intención de responder con la verdad bajo juramento.

¡Cuánto cinismo!

Un juez, el Sr. Climent -con un pasado al servicio del PSPV y que por ello autoriza que forme parte del jurado popular una persona que ha ido en las listas electorales del mismo partido, ignorando las alegaciones de los abogados de la parte imputada para su exclusión- no parece más que el punto y final de una cacería iniciada contra un hombre honesto, organizada por Robespierre Rubalcaba con la ayuda de su hombre de cámara Baltasar Garzón, y una cuadrilla de monteros infiltrados en la justicia española bajo la batuta de un Fiscal General del Estado, cuya orquesta en su conjunto ha armonizado la más pérfida sinfonía en la historia judicial española de los últimos treinta y cinco años.

De mucho ha debido de serviles viejas actuaciones del desaparecido Tribunal de Orden Público de las que tan eficazmente se han servido para sus acostumbradas tramoyas socialistas. Las de las mentiras para la defenestración política del adversario.

Mucho tendrá que trabajar el nuevo Ministro de Justicia para limpiar la basura que se va a encontrar en el actual entramado judicial al servicio del partido barrido por las urnas.

Tendrá a su favor que Robespierre ha perdido su serpiente de mando. Ahora sólo tendrá que apartar toda la mugre por donde serpenteaba el socialismo ejerciendo el talante un día prometido por el llamado para los amigos, ZP.

Al menos y eso esperamos, la indefensión personal que hoy persiste en la sociedad española, pasará un tiempo sabático que por el bien de todos esperemos sea largo.

24 diciembre 2011

¡ FELIZ NAVIDAD !

CIMG8672

La tarde es ligeramente fría, la calle está tranquila, como dormida; sin embargo, el azul del cielo aún se mantiene limpio y sobre las últimas alturas luce el dorado solar que de forma leve ira desapareciendo en su avance hacia la hora del crepúsculo. Algún vecino entra en el portal con su bolsa en la mano por culpa del olvido.

No es una tarde cualquiera a las del resto del año ésta de la Nochebuena en la que en torno a la mesa se reúnen las familias. En ella, vivarachos mozalbetes han sustituido a nuestros seres más queridos dando ocasión al recuerdo de tiempos pasados, pero nunca olvidados.

A paso lento, la cocina irá desprendiendo sus fragancias sahumando el hogar de pavo o cordero lechal junto al resto de viandas: que bien pudieran ser un plato de queso y jamón, el aroma de la gamba sometida al martirio de la plancha y que cubrirán la mesa gustosamente decorada para una cena, que, aunque en época de recortes tiene un mucho de especial.

El BLOC DE JOTA COB os desea una Feliz Navidad y salud para todos.

18 diciembre 2011

ÚLTIMO CONSEJO DE MINISTROS DE D. JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO.

Ultimo consejo de ministros

En su último Consejo de Ministros, el Presidente Sr. Rodríguez Zapatero, Zp para los amigos, ha tenido a bien cesar como Fiscal General del Estado a D. Cándido Conde-Pumpido Tourón, a quien nombró para el mencionado cometido al poco tiempo de su llegada a la Moncloa.

Imagino, que le habrá agradecido los servicios prestados a los que para tal fin fue nombrado.

Porque no creo que su cese haya sido motivado por haber justificado su no intervención en las presuntas actuaciones delictivas del Ministro de Fomento D. José Blanco al considerarle un muy buen amigo suyo; el mirar hacia otra parte en las actuaciones del Vicepresidente D. Manuel Chaves con millonarias subvenciones; el dar por buena una sentencia del Tribunal Supremo que no veía delito en D. José Bono al recibir millonarios regalos inmobiliarios por tratarse éstas dádivas de un buen amigo; el “impulsar” con la máxima velocidad un juicio contra D. Ángel Luna por la prescripción de su delito; así como por la rapidez en recurrir a una sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia que absolvía al Muy Honorable D. Francisco Camps por no haberse podido demostrar que recibió unos presuntos regalos, que por cierto, de serlo, son de muy escasa cuantía.

Que de bien nacidos, es ser agradecido.

16 diciembre 2011

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO...

Aunque salta a la vista que es un montaje,

la realidad supera aún más a la ficción.

CORRUPCIÓN JUDICIAL

Corrupcion

 Demandamos el estado de bienestar que hemos visto desaparecer a velocidad de crucero en los últimos años y nos apesadumbra fijar nuestra atención en los medios de comunicación porque sea a través de nuestros ojos o lo sea por los oídos, en las diarias noticias que nos llegan, no hay una sola buena que nos alegre el rostro. Ya nadie se escandaliza por las más tenebrosas tanto en cuanto más sube el listón, con mayor facilidad se supera.

Y más aún nos causa sonrojo ver las cuantiosas indemnizaciones de las que se han beneficiado en los últimos años -como jamás se viera en el pasado siglo- para los altos directivos de entidades financieras. Empresas, que si son privadas, cuando lo han necesitado han conseguido su liquidez de los fondos públicos, es decir de nuestros impuestos. Grado de corrupción que también ha alcanzado en los más altos cargos de la política nacional, a los que la Fiscalía del Estado no les ha prestado atención mirando hacia otra parte a la búsqueda de “venados”.

La siempre doble de vara de medir, cada vez más en ejercicio en la actual judicatura española y que deja en la más absoluta indefensión y falta de amparo a quien con el mayor de los descaros se le quiere derrotar cuando en noble y democrática lid electoral se fracasa una vez tras otra.

Es el caso de un político honesto como el expresidente de la Generalitat, quien se ha visto obligado a dimitir de su cargo de Muy Honorable tras repetidas mayorías absolutas, acosado por unos partidos políticos que, ha sabiendas de su honradez, han recurrido a las insidias con la más deleznable persistencia, lo que nos indica de lo que es capaz una ideología tan dispuesta al engaño como a dar alimento a los necesitados de inquina. Como lo demuestran en sus manifestaciones callejeras, que más parecen la búsqueda de un momento de gloria y del que se ufanan.

De la prueba del algodón de tanta mezquindad, se encargará de demostrarlo la sentencia absolutoria popular que servirá a la sazón como prueba del nueve de la falta de escrúpulos de un sector de la sociedad que cicatriza su hemorragia electoral con plaquetas de ira contenida, aunque en vano eviten su derrame. Muy malo sería para la sociedad española que no hubiese algo de sano en las recovecos de la Justicia a pesar de la ponzoña urdida por el aún Gobierno en funciones con orquestada intención, pero frustrado resultado.

Si el PSOE es socialista y español, su mayor semejanza con el nacionalsocialismo goebbeliano es el de utilizar el crisol de la farsa para dar vida a una verdad que con harta frecuencia ellos mismos ejercitan.

Que de ese menester se alimentan.

09 diciembre 2011

Nunca mais

nunca mais cabecera2

Pedro J. de la Peña es doctor en Filología y licenciado en Ciencias de la Información. Desde 1982 es profesor titular de Literatura Española Contemporánea de la Universidad de Valencia.

Cántabro de nacimiento y valenciano de corazón, por fortuna se libró de un atentado terrorista en el interior de nuestra Universidad. La misma que hace unos meses ofreció su sede a la organización Terra LLiure que tramó su frustrado asesinato y no, precisamente, para pedir perdón.

nunca maisLas Provincias - 8 de Diciembre de 2011

04 diciembre 2011

VAYA CON EL “CURITA DE ALACUÁS”, D. JORGE ALARTE.

Vaya con el curita de Alacuas Jorge Alarte

No, no está bien hablar del árbol caído y con mayor razón cuando desde este blog se han ido denunciando las continuas incompetencias, por simplificar y “suavizar su ejecutoria”, de quién aún ejerce como Presidente de Gobierno por unos días y que a la sazón se nos antojan largos. Esperemos que en sus últimos estertores no se le ocurra alguna de sus intenciones a las que por desgracia tantas veces ha recurrido.

Ciñéndome a nuestra región y de la lectura de los últimos comentarios acerca del resultado electoral que sigue cubriendo de azul -como es lo habitual en los últimos casi veinte años gobernados por el Partido Popular tanto en la Generalitat como en el “Cap y Casal” como entidades más representativas de nuestra Comunidad Valenciana- me llama la atención una parrafada del “Curita de Alacuás”; por cierto muy propia de él, por su manifiesta manipulación a la que es tan dado.

No, no está en línea de esas que luego no cumple, ni tampoco en la de las falsas acusaciones públicas en la Capital de España y que va a tener que rendir cuenta ante los tribunales a los que por lo visto no teme. Quizá sea que esté confiado en alguna extraña sentencia a lo Ángel Luna, quien se salvó por la campana de su corrupta actuación como Alcalde de Alicante que en hechos probados, pero prescritos, se vio beneficiado por una cantidad muy superior a la de unos “presuntos trajes”.

Ni siquiera es semejante a la osadía de éste personaje que tuvo la ocurrencia de lanzar una piedra desde el atril parlamentario en una blasfema metáfora de verse libre de pecado, pero que al no ir de “curita”, su juramento o promesa le importó un rábano.

El “curita de Alacuás”, sin embargo, que una tras otra pasada por las urnas lleva a su partido a cuotas de participación cada vez más bajas, se le ha ocurrido decir que de la lectura y análisis del resultado electoral del 20-N, el Partido Popular ha tocado techo. Y lo ha dicho, por supuesto, hinchando pecho y con ese tono monacal tan en él característico, que más que de misa de doce, parece de los de ensayo.

Mejor sería que se preguntase dónde está su propio fondo al que a peso de plomada se dirige si algún dios pagano no lo remedia. Porque, llegado el caso, no creo que le pida ayuda a San Francisco de Paula, su patrono de Alacuás, donde, por cierto, el Partido Popular hace quince días casi le ha doblado en votos.

Difícil lo tiene ese contubernio del PSPV de nombre adulterado y con mono de lerdo mimetismo, alejado del ciudadano valenciano, que en este caso, si Dios los cría, ellos, no se juntan.

21 noviembre 2011

IÑAKI GABILONDO, LA VOZ DE SU AMO.





video




He aquí la auténtica catadura moral de este personaje al servicio del PSOE.
¿Recuerdan?
Iñaki, ¡Mucha tensión! Nos interesa mucha tensión.





20 noviembre 2011

MAYORÍA ABSOLUTA, MERECIDA Y NECESARIA

MAYORIA ABSOLUTA MERECIDA Y NECESARIA

Les decía tras el adelanto electoral anunciado por José L. Rodríguez Zapatero que el mismo estaba ceñido a un periodo que iba a dificultar para el nuevo Gobierno la presentación de un presupuesto de acuerdo a las necesidades económicas. De paso me preguntaba que cuál iba a ser su próxima y última maldad, pero sin hacer alusión a la penúltima. Que de todo ha habido.

Pero todo esto ya corresponde al pasado. Tras su “espantá” de los ruedos demos tiempo al tiempo, que ya se encargará éste de dejar en el negro sobre el blanco las páginas de nuestra reciente historia protagonizada por el político más nefasto, más incompetente, más insidioso y más sectario que ha ocupado un escaño en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo desde la transición democrática. Sólo de sus leones que decoran la entrada, no se conoce el menor gesto de espanto ante tanta ligereza en sus años de Gobierno.

El pueblo español ha hablado y aprovechando la ocasión ha colocado al PSOE en el puesto que le corresponde debido a un gabinete tan ineficaz como torpe y embustero. En el fiel de la balanza del que ZP buscaba la “Ley de Igualdad”, sólo encontró el sostén para unas alforjas por cuya urdimbre huía lo poco de bueno que en ellas se encontraba.

Si las encuestas nos han venido vaticinando por unanimidad aplastante la mayoría absoluta de Partido Popular, su logro nos indica que no iban erradas, pese a los últimos coletazos de incitación a la “pelea”, embrollos y malas artes que la izquierda sibilina ha utilizado tantas veces como le ha venido en gana tras sus más de ciento treinta años de historia.

El pueblo español ha hablado y harto de tanta “amenaza”, ha optado por la aptitud, por la seriedad, hastiado del donde dije digo, digo diego y “del que no todos somos iguales”.

¡Pues claro que no! Ni falta que hace. ¡Ay, Alfredo! Calladito y por las cloacas eras más eficaz para los intereses de un partido alimentado de tus mentiras.

En la Comunidad Valenciana y como es de rigor, los del “País Valenciano” (una mentira más que no les cuela y de la que no aprenden) nuevo batacazo y en vuelo libre hacía su propia destrucción. “Crónica de una muerte anunciada”; punto y aparte.

De lo que se aprovecha Izquierda Unida, que más que lo que su nombre indica, es el clásico eufemismo de un pasado que intenta maquillar.

Desgraciadamente, los del Compromís han logrado transmutarse al Congreso al que acudirán con sus números de circo, sus insultos y sus esperpentos, tal y como lo han venido haciendo con su paranoias en las Cortes Valencianas.

Me alegro por el escaño conseguido por Toni Cantó, que por correcto y educado, al menos se lo merece.

Nota. Mi reloj de Windows Profesional indica las 18,15. Es el más exacto que tengo; créanlo.

16 noviembre 2011

BROTES VERDES

brotes verdes

El ex Presidente de Gobierno Felipe González tenía la afición de crear bonsáis. Con sus manos daba forma a simples pimpollos y agudizando su imaginación y gracias a ella, les daba vida y belleza.

En cambio, el aún Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ZP para los “amigos”, ha utilizando su tiempo imaginando brotes verdes que en repetidas ocasiones han dado vida a través de su boca. Para ello, no necesitaba de las manos, sólo remangárselas y le surgía la magia. Sin embargo, no deja de ser una afición común para quienes amantes de la naturaleza, buscan de la tierra los necesarios nutrientes para exponer el arte que nace de su interior.

Es difícil encontrar otras semejanzas entre ambos personajes, pues si el primero contribuyó a una “transición” considerada ejemplar, el segundo se encargó de retrotraernos a una época en la que el enfrentamiento y crispación, eran el pan de cada día. La de aquel “pan negro” desaparecido y reemplazado por el blanco, y que ZP para los “amigos”, ha vuelto a darle aquel color original en sus últimos años de Gobierno.

Felipe González con la expropiación de RUMASA ofreció una millonaria plus valía a su buen amigo venezolano Gustavo Cisneros, al tiempo que poco después creaba el entramado FILESA para la financiación ilegal del PSOE, y que por sus hechos probados fue debidamente sentenciado por la Justicia. Todo ello en un totum revolutum que enriqueció a las primeras espadas del socialismo español, con los huesos de algunos de ellos en la cárcel pese a que el “hombre X” se libró de ella; algún cabo suelto dejó en su camino.

Como la idea era buena, ZP para los “amigos”, planteó la tramoya del caso Gürtel con idéntico fin, pero, lógicamente para “financiar” al PP; sin que por el momento se haya podido demostrar su existencia ni conexión alguna. Sí que sabemos, sin embargo, que todo el proceso fue iniciado en una famosa cacería en la que tanto disfrutaron el Ministro de Justicia, el Juez encargado de la encomienda y sus acólitos, y que sólo ha servido para poner en entredicho a la Judicatura Española. Su acción de bricolaje político (atar el cabo suelto) consistía a través de turbias cañerías desde los despachos de la Audiencia Nacional, que, como vaso comunicante, daban su parte diario a un BOE que presume de independiente, configurando portadas que se rendía a los intereses de la Moncloa, instalando de paso la corrupción en la Fiscalía Española.

Recordamos también la frase de la necesidad de un “Gobierno que no nos mienta”, nacida tras un atentado terrorista imputando de su responsabilidad al PP, sin que el PSOE haya podido aportar un solo dato que justifique su insidia. Al tiempo, que, el ZP para los “amigos”, nos ofrecía un nuevo talante que tras sus dos legislaturas hemos llegado a entender a lo que se refería: a la mentira, al enfrentamiento y a la tensión ciudadana. Cuestiones estas a las que se ha dedicado con manifiesta fruición.

Ejercicios que han sido una constante desde su primer día de Gobierno, anunciando en los últimos cuatro años repetidos brotes verdes cuyo fruto ha sido el de cinco millones de parados y la desgracia de sufrir de un gabinete incompetente, sin cualificación alguna que justifique su puesto y cuya única similitud con el de Felipe González ha sido el del enriquecimiento personal de una parte de sus Ministros.

Con tales antecedentes, la debacle electoral de las pasadas elecciones municipales en el PSOE y la coincidencia en los resultados de las diferentes encuestas para las próximas gubernamentales, a nadie puede extrañar.

¿Cómo creer a Rubalcaba que ahora nos dice que va a hacer justo lo contrario de lo que ha hecho y de cuyas aficiones maquiavélicas todos conocemos y de las que es capaz de pergeñar?

Dada la incompetencia de uno y los sibilinos subterfugios del otro, cabe la pregunta:

¿De quien fue la idea de imaginar los brotes verdes?

¿De ZP para los amigos en su “espantá a lo Curro Romero” o de D. Alfredo con su Maquiavelo en su mesilla de noche y Montesquieu colgando al lado de su inodoro?

Al menos, Felipe González enseñaba sus bonsáis. Ahora se dedica al diseño de joyería de alta gama, puesta al servicio del obrero español.

10 noviembre 2011

28 octubre 2011

La mala fe, quienes se lo debieran mirar y una sandez.

MalaIntencion

Tras una campaña de persecución política contra el concejal del Ayuntamiento de Valencia, Jorge Bellver, el juez José Flors, en una sentencia impecable, le absuelve, así como a otros honrados profesionales de su trabajo, del “acoso y derribo” a que se han visto sometidos durante un periodo superior a un año bajo la batuta de un fiscal cuya actuación raya la mala fe, incluso la supera, instado por la mezquina actitud del PSPV y su sibilina utilización de un sectario colectivo dispuesto “a lo que toca”.

Es un hecho objetivo que la construcción del parking de la calle Severo Ochoa fue aprobada por un Pleno Municipal donde la izquierda se abstuvo, es decir, no se opuso, sin que en todo el procedimiento existiera por parte de la misma la menor denuncia de una presunta irregularidad, que si no la ejerció, es porque no la había.

Así pues, la “mala fe” en este caso, no existe sólo en el fiscal que se ha pasado por la entrepierna todo el proceso municipal que autorizó en su día el parking subterráneo, sino también en la izquierda municipal a cuya dedicación se empeña con la ligereza de siempre. Lo que demuestra la estima que tienen de los ciudadanos valencianos a los que consideran tan idiotas como desmemoriados.

Esteban González Pons, también trata de idiotas, aunque se haya retractado de ello, a quien esté dispuesto a dar su voto a un político que demandó en su día la necesidad de un “gobierno que no nos mienta”, pero que llegado al poder, “el pan nuestro de cada día” ha sido el de la mentira desde un Gobierno del que él ha formado parte relevante durante sus siete años de muy mal gobierno. Y a más, sin poner en práctica unas medidas económicas que ahora nos ofrece como panacea, si no universal, al menos nacional. Que quiero pensar que se corresponda con la española: la única Nación Constitucional existente en nuestra piel de toro, salvo alguna que otra sandez que se escucha machaconamente basada por la receta goebbeliana de que una mentira mil veces repetida, se puede disfrazar de adulterada verdad.

Más comedido ha sido un articulista valenciano que sin tratar de idiotas a quienes estén dispuestos a otorgar su voto al PSPV, les aconseja que mejor fuera “que se lo hicieran mirar”

Y ya que hablamos de sandeces, la de mejor nota corresponde a la proclamada por uno de los padres de nuestra actual Constitución, D. Gregorio Peces-Barbas, quien transmutándose al siglo XVII se ha atrevido a decir que “quizá nos hubiera ido mejor con Portugal que con Cataluña”.

No hace falta el que se haya remontado hasta hace cinco siglos. Hubiese bastado con su rotunda oposición, por irreal y falsaria, a que en la Carta Magna de 1978 figurase en su articulado la existencia de tres comunidades históricas que jamás existieron en España desde nuestros primeros pobladores ibéricos. De aquel barro, estos lodos.

Si de su reconocimiento histórico se hubiese tratado, podría haber hablado de la Hispania romana, de la España Visigótica, del inicio de la Reconquista con el Reino de Asturias, de León, de Navarra, de Castilla y de la Corona de Aragón. Al igual que de la firme e inequívoca decisión tendente a una unidad nacional refrendada y auspiciada por los innumerables matrimonios de los hijos de reyes de los diferentes reinos cristianos (entre ellos con los de Portugal) con el único fin de unificar sus territorios. Logro que fuera conseguido mal que les pese a los carentes de todo rigor histórico y por ende cultural, más tendentes a la ignorancia o a comulgar con las ruedas de molino que malintencionadamente les ofrecen.

De lo que se deduce que el Sr. Peces-Barbas se ha pasado de largo por las páginas de los dos últimos siglos constitucionales, con más de veinte Cartas Magnas, sin contar las franquistas, en las que jamás fue cuestionada por nadie la existencia de la Nación Española: desde los partidarios del absolutismo coincidentes en ello con los liberales, sin olvidarnos de los progresistas, de los republicanos e incluso de los que anhelaban un paraíso que terminó amurallado. Inducidos estos por una intelectualidad de la que gran parte de ella se ha sentido avergonzada por su defensa, incluso por la responsabilidad que temerariamente aceptaron.

25 septiembre 2011

EL LAGO DEL BALNEARIO TERMAS PALLARÉS EN ALHAMA DE ARAGÓN.



La tibieza del lago y su efecto balsámico sobre la artrosis de mi cuerpo son el acicate que me impulsa a bracear por una tenue corriente que, pareciendo inexistente, se mece al suave ritmo que le impulsa un inagotable manantial que desde las cavernas de la tierra escupe su bonanza al exterior.

Todo el entorno es bello, único y singular, cubierto por una bóveda azul que deja su brillo sobre un agua limpia, murada por una arboleda de pinos y plataneros en la que destacan los paraísos (unos pequeños arbolillos que dicen ahuyentar los mosquitos) las choperas -en su balanceo interminable- y demás arbustos que pincelan un paradisíaco lugar y en el que a través de la superficie se filtran los rayos del sol dejando una estela en un fondo de pequeñas piedras en el que se vislumbra el dorado que el astro rey ofrece.

Una infinidad de diminutos pececillos se mueven por su hondo buscando su alimento, al tiempo que sirven para una eficaz limpieza de los pies de quienes disfrutan en su baño, convertidos aquellos en expertos pedicuros, y a la vez alegres protagonistas del baño termal.

Cuando amanece, en la bonanza de los últimos días estivales, un halo de luz irradia todo el entorno. Se funde con las aguas y embruja la vista a quienquiera que se aproxime a sus orillas.

En su mezcolanza, un verde esmeralda se esparce sobre la superficie, al tiempo que los reflejos silvestres y la calidez del sol, como fieles enamorados, se funden en el lecho lacustre que la naturaleza para tal fin ha creado.

Ignoro cómo fue el paraíso en el que Adán y Eva cometieron el primer pecado y del que tenemos conocimiento, pero difícilmente puede existir un lugar más idílico, cual bello lago termal, que si no es a su semejanza, de seguro que aquél así debió ser creado; o al menos, parecérsele, y por ello mismo imposible de olvidar.

A sus dos existentes islas y como lugares de recreo, se acceden a través de un puente de suelo cerámico y barandillas de hierro que se dirige al encuentro del murmullo que emana una fuente que brota sobre una pequeña figura de bronce ante un decimonónico edificio coronado por templete bajo la copa de un esbelto un pino, cual palo mayor, formando ambos en su centro geográfico el emblemático encuadre que personaliza a tan singular remanso de paz y descanso.

Un sendero lo rodea y es de utilidad para escudriñar los diferentes reflejos que emergen de las sulfurosas aguas desde el primer momento del alba hasta el último segundo crepuscular.

Un pequeño y antiguo panteón familiar, abandonado, se deja ver entre la frondosidad que circunda al lago fuera de la escondida muralla como mudo testimonio de un pasado que desea olvidar.

La tarde es cálida. El azul del cielo junto a la musicalidad del agua que golpea la alberca, justo a mi lado, y la suave brisa que mece la arboleda, hace grato a un silencio sólo truncado por el ladrido de un can desde un lugar cercano; lo que no es óbice, sino que contribuye aún más, al deleite en las últimas horas de la tarde en un lugar que es el fiel reflejo de aquel vergel que en jornada de siete días nos regaló el Hacedor.

Mas si así no fue creado, aquí está cual fruto de la tierra: un lago, un vergel, un paraíso, que desde lejanos tiempos de un periodo inmemorial ha llegado hasta nuestros dias.

10 septiembre 2011

La España de Zapatero

6099364

 Sobran las palabras: es la España de Zapatero. La que nos prometió con un nuevo talante que en principio no supo ni quiso explicar y que la realidad de los hechos nos ha llevado su correcta comprensión.

Jamás en España se había visto cosa de tal alcance en los últimos cincuenta años. En plena calle Colón, lugar céntrico de Valencia, como en tantos otras calles y lugares de España, los necesitados, que no los “indignados”, acuden a recoger la comida caducada que arrojan en los contenedores los comercios alimentarios de la zona.

Si una imagen vale más que mil palabras; todas éstas sobran.

Pero, mal a quien le pese, éste es su legado: el fruto de su gestión de gobierno a bordo de una nave que con el timón en sus manos, al divisar su rumbo, fueron varios sus Ministros quienes la abandonaron conscientes de su derrumbe, carente su capitán del más mínimo conocimiento en las arte de navegación.

De su ineptitud y de la de quienes desde su irresponsabilidad le han acompañado en su travesía, ansiosos de un botín que por su valía no esperaban, han llegado estos lodos. Lodos vertidos a diario en los contenedores de la vía pública a los que acuden quienes sufren en mayor medida el resultado de su gestión.

31 agosto 2011

REFERÉNDUM NACIONAL

referendum nacional

Confieso que mis conocimientos sobre los vaivenes de la economía están por debajo de la media española, dejando de lado, por supuesto, tanto los que consiguieron su licenciatura en este menester, o lograron empaparse de sus entresijos a base de seminarios y “masters” de todo cuño. Ni siquiera he tenido la suerte de recibir un curso acelerado de “economía” durante quince días, tal y como tuvo ocasión de disfrutar ZP para su labor de Jefe de Gobierno.

No voy pues a criticar el acuerdo alcanzado entre los partidos mayoritarios en las Cortes Españolas para modificar el articulo 135 de nuestra Constitución que obliga a las pautas de estabilidad presupuestaria, limitando la capacidad de endeudamiento de las instituciones públicas, toda vez que, dada la actual situación de deterioro económico, parece que suene bien tal medida, y por lo tanto y que por la misma vía, podría volver a modificarse cuando la ocasión lo aconseje en la forma que convenga.

Lo que me produce perplejidad es que los que exigen la celebración de un referéndum nacional para modificar este articulado de la Carta Magna, sean los mismos que no lo consideraron necesario cuando ha estado en juego la más vieja nación de Europa, refrendada constitucionalmente en los ya casi últimos doscientos años. Desde 1812, cuando “la pepa” -la primera Constitución española que marcó su pauta no sólo en Europa sino en también en ultramar- todos los periodos constituyentes dieron el fruto “en la madre de todas las leyes” de una convicción explicita de la Nación Española cuya soberanía siempre recayó, como recae en la actualidad, en el total de los ciudadanos que la forman.

Jamás se cuestionó nuestra existencia como Nación en la totalidad de la piel de toro a excepción de aquel octubre de 1934, cuando al amparo de un “golpe de estado” se proclamó el “estat catalá”, cortando de raíz y en muy pocas horas por el gobierno republicano, lo que sólo estaba llamado al fracaso.

Es desvergonzado que se exija un referéndum en la actual situación económica para modificar leyes que regulan el gasto, mientras que cuando hubo ocasión de mayor alcance, se le consideró innecesario estando en juego nuestra soberanía, que es la de todos.

Y no sólo de una manada inculta y montaraz, manipulada y aborregada que transforma su ignorancia en un falso credo que les atenaza, camino a ninguna parte.

Causa indignación ver que las centrales sindicales, dóciles, calladas y serviles en los últimos cuatro años, anuncien convocatorias de rechazo en esta ocasión. Quizá, la única razón sea la de calentar motores ante un previsible cambio gubernamental tras el próximo 20-N que con seguridad les hará estar más “activos”.

Como irritación es lo que produce, a la par que indecencia por parte de la actual Ministra de Defensa, Carme Chacón, escuchar su exigencia de un referéndum, cuando lo obvió despreciando al ciudadano español, el único dueño de la soberanía nacional, cuando ésta se puso en juego por los trileros que todos conocemos.

26 agosto 2011

EL PARADOR DE GREDOS

(Del 21 al 25 de Agosto)

La fortaleza del granito y su abundancia, da vida y sentido tanto a Ávila, la ciudad amurallada, como a gran parte de toda la zona. Surgido de sus tierras, su robustez imperecedera se extiende a través de sus campos, y su vestigio se muestra en múltiples representaciones a lo largo del paisaje. Muchas de ellas, forman caprichosas estampas como fruto de la imaginación del viajero, tanto en cuanto han vencido el paso del tiempo dando ocasión a singulares leyendas. En su fascinante diversidad, pincelan el horizonte por su continuo hacinamiento, pero sin menoscabo de la belleza; tanto en las suaves laderas, como en las más agrestes o en las más empinadas, que por todas partes se encuentran.

La Sierra de Gredos es una suma de valles cubiertos por una bóveda de aire limpio sobre una alfombra de verde bosque por el que se abren senderos de largo y apacible caminar, pero que cuando son abruptos hacia sus cumbres, maravillan con las vistosidad de un paisaje que la vista del caminante se pierde en el infinito. En su interior, se adivina su rica fauna en la que predomina la cabra montés, típica de Gredos en sus parajes más escabrosos, de elegantes cornamentas que para el curioso interesado visten las paredes de nuestro lugar de hospedaje.

El Parador de Gredos es de puro granito y su confortable estar, sito en el corazón de la sierra, contribuye a disfrutar del mejor provecho a quienes allí acuden en busca de la paz y sosiego necesarios para desconectar de la rutina acumulada.

Histórico Parador el de Gredos, el primero de la “Red de Paradores” desde 1928 y en el que en su “Sala de los Ponentes” se elaboró la actual Constitución Española de 1978. Y lo fue fruto de un consenso (al igual que la de 1876) que debiera perdurar con la fuerza del granito que la vio nacer para fortuna de todos los que en ella confían.

La fortaleza del granito pues, como en tantas otras monumentales representaciones fruto de la mano de hombre, se observa durante el ascenso del Puerto del Pico testimoniada en su calzada romana, intacta a través de los siglos y paralela a la carretera nacional en su recorrido. Se encuentra en el camino desde el Parador a Arenas de San Pedro, lugar donde disfrutar del Castillo de Don Álvaro de Luna, valido de Juan II de Castilla, con su Torre del Homenaje y el Adarve de la Muralla, o del peatonal puente romano; así como del Santuario de San Pedro de Alcántara, antiguo convento donde yacen los restos de quien fuera asceta y confesor de Santa Teresa de Jesús: la piadosa mujer cuya dedicación espiritual tuvo la fortaleza del granito cual fruto de su tierra que la vio nacer y que marcó la impronta en su vida mística, tanto en cuanto cinceló su fe inquebrantable.

La Sierra de Gredos es un lugar de descanso en el que hemos querido confiar durante unos pocos días, a lo que ha contribuido con gran eficacia la terraza del Parador, enfrentada bajo sus columnas de granito al bosque de altos pinos que arranca a escasos metros y cuyos esbeltos troncos crean auténticos obeliscos en imaginaria prolongación desde la galería de pórticos donde descansamos.

Su disfrute es asegurado; igual en las horas de radiante sol pero de suave clima, que cuando los nubarrones lo ocultan dispuestos a descargar por un instante copiosas cortinas de agua, al tiempo que nos invitan al deleite de un bucólico aroma expelido por la frondosidad del bosque y emparejado con la musicalidad de la lluvia, creando al mismo tiempo un melodioso espectáculo que sacia los sentidos de quienes lo observan.

Perderse unos días en el Parador de Gredos huyendo del bochorno agosteño en busca de un clima suave e invernal, fue nuestro propósito, cumplido con creces, y de donde hemos regresado con la satisfacción de que nuestra apuesta fue la acertada.

19 agosto 2011

HOMBRE DE NEGOCIOS

hombre de negocios

Estimado yo:

Como verás en estas cuatro líneas resuelvo mis asuntos con gran eficacia. Es lo habitual en mí, pero en ocasiones surgen dificultades, lo cual es lógico que nos ocurra a las personas importantes.

Ayer, al salir de la ducha me lo propuse con urgencia y decidí que del día no pasaría:

- ¡Tengo que mandarle la carta a mi amigo!

Preparé mi papel a rayas, mi lápiz de tinta, un sobre de avión y un sello; que por cierto, y quiero que lo tengas en cuenta, lo he cogido del álbum filatélico porque al estropeársele un diente ya no sirve para nuestra colección; así que tendrás que reponerlo. Necesitaba escribirle porque hace muchos años que no se nada de él, y de tener su respuesta, en el más que probable caso de que me conteste, me haría muy feliz.

Así pues, tenía que averiguar dónde vive, recordar qué decirle y con tu aprobación, escribir la carta.

Y es que es una lata, me pasa a veces con mis muchas obligaciones; como por ejemplo lo que me sucedió hace un par de días y que a pesar de ser muy importante, ya lo tengo olvidado.

¡Se lo preguntaré a mi vecina! Si, se lo preguntaré a Leocadia quien vive en el mismo rellano y siempre está al tanto de todo lo que sucede en la finca y de seguro que lo sabe.

¡Verás como me saca del apuro!, mejor dicho: nos saca. Me dije. Nos dijimos.

Leocadia tiene cincuenta y ocho años y es soltera. Vive acompañando a su madre que enviudo tres veces y ya va por los ochenta y seis. La anciana, que creo que no sabe lo que se dice, estando en la cola del pan y con cara lastimosa, me comentó hace unas semanas que es virgen de nacimiento. Aunque debe ser cierto lo de virgen, porque cuando se tiene alguna tara desde el momento de nacer, y ella la tiene porque me dice que está tarada, tengo entendido que ya es para toda la vida. Así pues, mejor no preguntarle.

Bajé a la calle para que me informara mi amigo el de la prensa y de paso comprar el pan:

- Oye Juan -le pregunté- tengo que recordar algo muy importante que hice ayer y como ya habrás leído los periódicos, me podrás poner al tanto de ello, pues… creo que salgo.

- ¿Qué dices, Segundo? Bueno… vuelve más tarde que ya los habré leído, pero… igual no viene nada y no hablan de ti.

- ¿Cómo que no? ¿No dicen que los periódicos cuentan todo lo importante del día anterior?

Siempre pensé lo mismo de Juan, buena persona, pero poco profesional, ni siquiera se preocupa por lo que vende.

Volví a casa. Me olvidé de lo del día anterior, no molesté a la madre de Leocadia con su pilates matinal y me dediqué a buscar en las páginas amarillas la dirección de mi amigo. En la biblioteca tengo más de mil tomos: un tercio de páginas blancas, otro tercio de azules y el resto de amarillas. Es mi colección favorita. Siempre me gustó mucho la cultura y cuando los veo por la calle apilados, me los subo a casa aumentando mi colección. Pienso que los libros viejos y con el paso de los años adquirirán una alta cotización.

Al comenzar a escribir la carta caí en la cuenta de que desconocía a quién debía mandársela. Los que como yo tenemos una gran actividad, no podemos perder el tiempo en cosas banales y cuando nos quedamos en blanco, lo mejor es pasar a otra cosa trascendental.

Así que encendí la televisión. Vi a muchos soldados que corrían unos detrás de otros y no paraban de correr llevando un fusil mauser en sus manos, mientras entonaban una canción. Debía de ser algo de sumo interés, como todo aquello que sale en la tele. Es entonces cuando recordé a quién debía dirigirme:

¡Ya está! Camposoto, al cabo Briones, a quien llevo cuarenta años deseando escribirle.

¡Vaya si es importante la TV! Gracias ella y después de mojar el lápiz con mis labios, fue cuando pude cumplir con mi deseo de contarle mis cosas. Le informé de mis amistad con Juan el quiosquero; de la madre de Leocadia de quien nunca supe su nombre; de mi biblioteca; de mi mejor sello de correos: un ejemplar único donde aparecen unidos de la mano Ladislao Kubala y Alfredo Di Stefano con el reverso “Ultramarinos El Ensanche”. Seguro que el cabo Briones se alegrará de tener noticias mías y de estar al tanto de mis actividades. Pensé.

Y sobre todo de mi ambiciosa vida profesional, pues desde que nací hace ya casi setenta años, cuando fui consciente de cómo me llamaban, me di cuenta entonces de mis enormes posibilidades. Nunca podría ser el primero, ni llegar a ser un gran ejecutivo, ni siquiera un primer ministro, pero asumí mis limitaciones. Iba a ser Segundo y por lo tanto llamado a conseguir cotas muy altas. El lograrlo, ha sido el motivo de no tener tiempo para escribir a Briones; mis constantes obligaciones no me han dado tiempo para ello.

Tenía que agradecerle de mis años de mili y especialmente de un grato momento que recuerdo muy bien. Pasé una noche horrible por culpa de un dolor de muelas. Cuando tocaron diana seguí en la cama y el cabo me dijo: ¡Arriba Segundo! Como no le hice caso me sacó de la litera, me arreó un puñetazo y la muela se fue encima de mi petate. Dejó de dolerme y quedé en deuda con aquel cabo. Así comenzó nuestra amistad.

Recordando esto, tal es mi pericia, me di cuenta que era innecesario seguir buscando su dirección. Mandaré la carta sólo con su nombre añadiendo la localidad, pues como el Servicio de Correos de España es el más eficaz del mundo, con estos datos será más que suficiente:

Cabo Briones

San Fernando (creo que de Cádiz)

Metí la carta en el sobre de bordes abanderados, lamí su goma ligeramente dulzona así como la del culo del sello que también chupé, le pegué un puñetazo y me fui al Palacio de Correos.

- Oiga Vd.  -me dijo un funcionario inquisidor que debía ir para Ministro  -¿No sabe Vd. que ya estamos en el euro? ¿Cómo se le ocurre traer un sello rojo de una peseta y además de Franco?

Total, que después de todo mi empeño no admitieron mi carta. Eso me sucede por ser Segundo. De haber sido primero, seguro que le pone el sello de “urgente”.

Bueno, después de haberte contado todo esto, no creas que perdí el tiempo, pues al salir del Palacio y junto a un contenedor, encontré algo así como dos centenares de libros amarillos. Los he cargado yo solo en un carro de Mercadona hasta al portal de casa, pero sepas que necesitaré de tu ayuda para subirlos hasta nuestra biblioteca.

Aprovecho para mandarte un abrazo, al tiempo que te espero en el zaguán.

Segundo

10 agosto 2011

EL MINISTRO JÁUREGUI, HISTORIADOR

El Ministro Jauregui_historiador

El Ministro de la Presidencia Sr. Jáuregui, en asombrosa declaración nos deja en el negro sobre blanco que a José Luis Rodríguez Zapatero le juzgará la historia, no la prensa.

Deja de lado que no sólo le han rendido cuentas los medios de comunicación, sino también las urnas que le han obligado al anuncio de su retirada política para dedicarse a otros menesteres que con el paso del tiempo sabremos.

La historia que nos habla el mencionado Ministro, quiero imaginar porque lo veo improbable, no estará al servicio de ZP como lo está el actual Poder Judicial en España que en diferentes y conocidas ocasiones ha actuado a su servicio y al de sus ministros, siempre en menoscabo de la oposición, y a la sazón con actuaciones tan deleznables como la de autorizar las estribaciones de una organización terrorista franqueándoles el paso hacia las instituciones democráticas.

¿De qué nos hablará la historia que cita el ministro cuando aluda a ZP? ¿De sus mentiras? ¿De sus méritos? ¡Qué méritos son esos!

Forzosamente la historia lo identificará con sus mentiras, sus vacilaciones y sus resultados infumables. Y para ello necesitará de muchos capítulos, incluso de varios tomos. Y algún que otro apéndice para completar las páginas más negras de su actuación política que tiene la mayor degradación en su empecinamiento a la confrontación desde el primer día de su mandato, instando a la tensión entre los ciudadanos.

Por su afán en alimentar al sectarismo nacionalista en detrimento de la concordia entre los españoles no parece que vaya a pasar a la historia con los honores que el Sr. Jáuregui barrunta.

Tampoco constará en su haber los conocimientos propios que debiera tener un Presidente tras casi ocho años de gobierno, como son los de economía y los idiomáticos, aunque presumiera de apostar por una “Alianza entre Civilizaciones” que pronto abandonó por su inoperancia y como fruto de su ingenuidad.

Con todos estos “merecimientos”, sus errores del día a día, su bochornosa actuación durante su mandato semestral como Presidente de la Unión Europea, ridícula donde las haya, su desafío al estado del bienestar de la familia española instalándola en el paro, sus recortes sociales de todo tipo, son todos ellos, en definitiva, y cuesta decirlo, pecata minuta comparándolos con la situación de desprestigio institucional a que ha llevado a la nación española.

Quizá aspire el Sr. Jáuregui a vivir cien años –que yo se los deseo- y ser él el encargado de escribir la historia de cuando fue José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno de España.

04 agosto 2011

HILOS INCONEXOS

hilos inconexos

En la primera hora de la mañana, cuando el sol comienza a vislumbrarse en el horizonte y anuncia el alba, las ideas azotan nuestras mentes por una extraña razón de alcance indeterminado. Tras horas en duermevela, la agenda del día irá ocupando algún que otro ineludible compromiso que en ocasiones no afrontamos, lo que nos llena de zozobra al ver que en las próximas horas la ocasión para el aburrimiento estará servida. Es entonces cuando la sensación de lo inútil nos acompleja y el recurso a la añoranza de momentos más útiles se aproxima, lo que hace que nos situemos en un estado de insignificancia, cual última hoja del almanaque que yace estrujada en la bolsa de la basura.

Es en ocasiones cuando de manera automática nos surge de repente algo de color y de forma impredecibles, indefinido. No me pregunten de qué se trata, si acaso es una idea, si lo es o no inanimado, si representa alguna especie, porque de saberlo sabría entonces de su contorno, de su textura y si podría emitir algún tipo de sonido más o menos estridente.

El que sea invisible, no presupone que carezca de alma, pues a fe cierta que ésta también lo es. No nos consta de su existencia, pero si se encuentra en alguna parte, se nos ocurre sea de perfiles inescrutables, de imposible visualización; lo cual no certifica su ficción ni siquiera que carezca de la sensibilidad que por su divino espíritu merece.

Los libros nos hablan en miles de sus páginas de su presencia, lo que nos indica que sus autores algo saben de ella, o al menos que se imaginan de su provecho o de su conveniencia, incluso de su eternidad, que si no tienen fin, igual no tiene principio, siendo consustancial a la materia cuya energía ni se crea ni se destruye, por lo que sigue latente al servicio de quienes la demandan, adquiriendo en cada momento una especie de símbolos cuyo significado se supone a gusto de quienes la necesitan.

Hay quienes creen a pies juntillas en lo que dicen los libros, sin darse cuenta que de esta guisa cualquier salto encierra el peligro de dar con los huesos en el suelo, el que, afortunadamente, nos protegerá de nuestro derrumbe por el más abrupto de los precipicios.

Su aceptación, es decir la de su existencia, no es más que el paso firme que nos dará seguridad durante el día, a poco que mantengamos el equilibrio de nuestras acciones. Cosa imposible por nuestra parte toda vez que el mercado de valores está en bancarrota y a la sazón carente de alma. Ahí sí que no tenemos duda alguna, y los ritos paganos, siglos después tan en boga, se han adueñado de nuestros cuerpos que sólo adoran al vellocino de oro, pero en forma de mujer: la Diosa Primitiva; sin desmerecer al Dios Bonoloto que nos da igual provenga de la mitología griega o romana. Siempre serán bien recibidos por muy creyentes que seamos del Sumo Hacedor, a quien por cierto también se encomiendan, aunque sea con la boca chica, los que en Él no creen.

La agenda del día, llena de tachones, ha cumplido su misión y nada nos abruma más que ver la hoja en blanco del día siguiente. Demos gracias a que el papel carbón ha desaparecido, por lo que tendremos ocasión de imaginar nuevas tareas que presumo serán calcadas.

31 julio 2011

ADELANTO ELECTORAL

adelanto electoral

El pasado 22-M en unas elecciones municipales el pueblo español mostró de forma clara y rotunda, es decir, inequívoca, su manifiesta desafección por el partido de gobierno y al mismo tiempo por el político que lo preside, así como su inclinación en el voto a favor del Partido Popular, no sólo para encomendarle su ejercicio de gobierno en los municipios españoles, sino también en las Comunidades Autónomas donde se celebraron los comicios en las que su victoria fue abrumadora.

Sin duda alguna, la invitación a la disolución inmediata de las Cortes Generales y convocatoria de nuevas elecciones era más bien un mensaje implícito y explicito dejado sobre la mesa de la Moncloa que Rodríguez Zapatero rechazó de plano.

Seguro que por falta de su dignidad que no por su desconocimiento de la historia, a la sazón ante un hecho semejante de hace ochenta años, haciendo oídos sordos en esta ocasión al clamor de las urnas. Por lo que optó por mantenerse en el poder urdiendo una hoja de ruta que proclamaba como nuevo candidato a Presidente de Gobierno a un siniestro personaje sobre el que recaen las más desvergonzadas tramoyas del socialismo español de los últimos treinta años, tanto en cuanto ha utilizado para sus fines, tanto a las Fuerzas de Seguridad del Estado como al Poder Judicial. Por supuesto, en exclusivo beneficio de su propio partido, que no de los intereses generales de la Nación. Que quede bien claro esto, tan clarito como el agua pura y cristalina, aunque lo nieguen quienes beben de fuentes turbias a cuyo hedor tienen mono.

Sólo por el bien de los españoles y por la recuperación económica que ya nos evidencia, la culminación de la legislatura hasta su fin es lo que nos ha estado vendiendo ZP desde el pasado 22-M, ratificado a la postre por los primeras espadas del PSOE hasta apenas hace unos pocos días, como es el caso tanto del Ministro Jáuregui como en el de una diputada de colmillo retorcido apellidada Valenciano, que acusaban ambos de temeridad y de peligro nacional el adelanto electoral.

Sin embargo, y en propia boca de quien nos ha estado mintiendo en los ya largos últimos siete años, le hemos escuchado que el anuncio de su adelanto lo tenía decidido desde hacía tiempo, por lo que sus embustes e incertidumbres, siempre parejos, son una muestra más de su auténtico talante, por si duda alguna hubiere.

Imposibilitar en su anuncio que los próximos Presupuestos Generales sean confeccionados en el momento que corresponde, no habla en favor de quien se dice preocupado por la actual situación económica, sino más bien parece una frivolidad, una más de las muchas de quien nos va a seguir gobernando hasta finalizar el año. Y que de haberlo hecho en su momento y a demanda de la sociedad, la pérdida de todos estos meses no se hubiese llevado a cabo.

¿Será su última maldad? De seguro que no.

Mientras tanto, Rubalcaba, coincidiendo con Rajoy, nos anuncia su deseo de “que hay que cambiar muchas cosas” para una sociedad mejor.

¿De qué va éste hombre?

22 julio 2011





Al presentar su dimisión como Presidente de la Generalitat Valenciana, la generosidad que alberga el Muy Honorable Francisco Camps, tanto en su persona como en lo político, alcanza su más alto grado, si es que antes no lo tuviera.

Convertido en el centro de la diana por quienes son incapaces de ejercer el noble ejercicio de la política con la dignidad que ésta se merece y a cuyo desprestigio se han dedicado en los últimos años, huérfanos de cualquier otra aptitud que les haga de merecer, corroídos por la envidia y la impotencia, se han dedicado en los últimos años a su caza y captura utilizando todo tipo de infamias e insidias. Para tal fin, se han valido y para su mayor deshonra, de un Estado de Derecho en sus propias manos, urdiendo la más siniestra cacería que jamás se conociera por los campos de Jaén.

Con su dimisión, la hombría de Paco Camps crece como la espuma y en la misma medida que las miserias personales (que muy pronto florecerán) de quienes han diseñado un escenario para derrotar ruinmente a quien no han sabido hacerlo en la urnas.

El Poder Judicial está para proteger al ciudadano y no para prestarse al juego de un Gobierno incompetente, embustero y dispuesto a utilizarlo para desprestigiar a una persona honrada abandonándola a su desamparo, mientras se abstiene de los mayores casos de corrupción que incumben al actual Gobierno socialista, experto en estos guisos, cuyos menús todos conocemos aunque sean muchos quienes prefieren ignorarlos; y a éstos, precisamente, Francisco Camps, el Muy Honorable, les ha dedicado un pequeño párrafo en su anuncio de dimisión.

Si ya en su momento salió a la luz pública de lo que es capaz el socialismo español para lograr sus fines, su acto de contrición está tan ausente como latente su disposición a repetir sus acciones sin el menor descaro. Y tantas, cuantas veces hagan falta.

17 julio 2011

ZAPATERISMO

ZAPATERISMO

Rosa Diez, recientemente,  ha manifestado que toda vez que el “zapaterismo” es un féretro y que es poco importante quién lo lleva a cuestas, lo único que hace falta es enterrarlo. Veamos pues, qué es lo que en él se esconde.

Que nadie piense que en su interior se encuentra un cadáver amojamado con mofletes untados con ligero y sonrosado maquillaje, de faz sonriente, tal y como si jamás hubiese roto un plato, luciendo sobre su pecho un honorífico y descocado collar de cejas pomposamente obsequiado por quienes por él apostaron.

No, a nada de eso se refería la Sra. Diez; sólo a podredumbre y carroña. Eso sí, en fase de su rápida putrefacción, auspiciada, a la postre, por quien a buenas horas mangas verdes, nadie en él confía, tal es el alcance de su oscuro pasado tanto en cuanto ha sido su maquiavélica forma de ejecutar la política en muchos casos ejercida.

Una caja mortuoria, en definitiva, donde fenece lo que fuera un día el poder judicial y que en la actualidad está al servicio de un gabinete que con sus distintas varas de medir, lo utiliza en su propio beneficio y según convenga, por supuesto en cada caso y desde el primer día en el que tomó el mando.

Y en un totum revolutum, bulle en su interior un enfrentamiento social a cuyo logro se dedicó José Luis Rodríguez Zapatero desde su llegada a la Moncloa, utilizando para tal fin sus constantes rociadas de gasolina, cual mejor de los juguetes.

Las que, dicho sea de paso, son como un mal menor comparadas con la desolación que sufren las maltratadas familias españolas a las que en repetidas ocasiones se les ha engañado con el anuncio de brotes verdes. Brotes que han resultado ser secos colgajos de malas hierbas producto de maltrechas siembras e ineficaces cultivos bajo el arado de un incompetente ZP y sus más zafios colaboradores, siempre a la vera de su iniquidad; salvo honrosas excepciones que, de vez en vez, tomaron las de Villadiego.

Tiene mucha razón Rosa Diez y hasta se quedó corta. Le faltó decir que si lo mejor es enterrarlo, como por aquello de que si resucita, que lo hagan boca abajo.

10 julio 2011

LA “R” DE ALFREDO

La R de alfredo

Es increíble. Más bien resulta sumamente increíble enterarte por los medios de comunicación de la presentación en “sociedad” y como aspirante a la Presidencia de Gobierno de Alfredo Rubalcaba (sin P.). Acto ejecutado por él mismo en el instante que renuncia a sus cargos de gobierno y anuncia las recetas para solucionar los problemas económicos que asola a las familias españolas.

Especialmente a las más débiles, las castigadas sin escrúpulos por un gobierno socialista en el que él ha formado parte en sus momentos más siniestros causando vergüenza ajena. Sin embargo, ahora, cuando aspira a presidirlo, se presenta como si jamás hubiese roto un plato, o con él no fueran los desatinos, las mentiras y tropelías que de toda guisa y condición han sido santo, seña y guía de un partido en el que él, como el más preclaro Rasputín, ha ido elaborando las más desvergonzadas estrategias utilizando todos los medios posibles: tanto los Judiciales con mayúscula, como los de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado; y no hablemos de los medios televisivos de alcance nacional a su permanente servicio. Todos al auxilio de quién todo lo sabe porque todo lo observa y todo lo ve.

Es increíble que en una disertación de más de una hora, nadie de su partido se haya atrevido a denunciar tanta mezquindad. Sin embargo, quienes sí se dignaron hacerlo, abandonaron sus responsabilidades ministeriales en una actitud que sólo el tiempo ha sido capaz de darles toda la dignidad que merecen; atributo, por cierto, ausente en una masa adocenada que aguantó entre risas y aplausos todo un compendio de mentiras como el mejor de los epílogos de un zapaterismo nefasto, a la vez que encaminado al logro de un enfrentamiento cainita en la sociedad española y que ha atentando al mismo tiempo contra los cimientos de la nación.

Es increíble que si antes, el único apoyo se reducía a los de la ceja y al encumbramiento de un nuevo logo, el del ZP, ahora todo se reduzca a una simple “R”, para lo que se han buscado los más sofisticados adjetivos, enaltecidos al mismo tiempo con un barniz adulterado.

Es increíble que para su presentación televisiva y en un programa afín de gran audiencia, como lo es La Noria, se utilizaran en el mismo una serie de adjetivos que hacen innecesarios los servicios de cualquier empresa publicitaria para la presentación de Alfredo Rubalcaba (sin P) como oferta presidencial.

Con seguridad, si no estuvieran a su oficio, hubieron encontrado en la presentación del programa televisivo otros adjetivos más afines a Alfredo y que le vienen al pelo; cabello, que aunque tiene poco, no por eso dejan de corresponderle.

Como es el caso de roedor, raído, rastrojo, rapaz, rapiña, raposo, rastrero, remiendo, rémora, rencoroso, reñidor, rata, recaudador, recóndito, recoveco, ridículo, recusable, residual, reemplazable, reformable, refrito, refutable, reincidente, reliquia, renunciable, repelente, represor, reprobable, reptil, repulsivo, requemado, resabiado, resentido, retórico, rezongón, ricino o ruin.

Sin perder en el horizonte su reprobable actitud que le convertiría en reo si la Judicatura Española y otra vez con mayúsculas, no estuviera vendida a sus redaños y, ya de una vez por todas sentenciara el caso “Faisán”, en el que el de la “R” y hasta la cejas, todo hace presagiar que sea el peor rufián.

03 julio 2011

HIPOTECAS RUBALCABA, MEJOR DICHO: ALFREDO

Hipotecas rubalcaba

Es increíble. Más bien resulta sumamente increíble ver el grado de desprecio a la inteligencia del españolito de a pie al que somete el PSOE en cualquier instante de su vida. Basta con fijarnos en las mentiras de sus últimos siete años, su ninguneo a la clase trabajadora a la que siempre utiliza para alcanzar el poder y lo que de ella se ha aprovechado en su exclusivo beneficio.

De siempre, su máxima ha sido la dedicación a la superación del listón de su propia desfachatez, como es el caso actual en ocasión de las últimas declaraciones de Pérez Rubalcaba utilizando la pértiga de su inherente cinismo. Ahora, con su nueva look “made in Alfredo”, aligerado de equipaje por el abandono de unos apellidos sobre los que pesan las páginas más negras merced a sus muchos contubernios. Y lo hemos escuchado en una más de sus acostumbradas manipulaciones, las propias de un felino acorralado, osando nada más y nada menos que acusar a la banca española por haber concedido hipotecas a quienes motu proprio la solicitaban.

Tacharle como demagogo por tal acusación es hacerle un simple favor, pues lo que más se merece es el desprecio por parte de quienes sufren los efectos de una situación económica en la que todo el mundo está de acuerdo en lo negativo de su gestión. Crisis conducida por las manos de un gobierno descarriado bajo la batuta de un político nefasto que tras anunciar su retirada, sigue al mando del timón rumbo a zonas de arrecifes, allí donde sueña culminar el fraude de su gestión. Y no sólo en lo económico, sino en lo institucional, a la sazón en fase de mínimos como jamás lo estuviera.

Es increíble que tras las entrega de partidas millonarias, millonarias en euros a la banca desde el primer día que ZP asumió una crisis anteriormente negada, al tiempo que se preparaba para castigar a la familias españolas con todo tipo de subidas en su entorno doméstico, nos salga ahora por peteneras el aspirante Alfredo acusando a la banca.

¿Acaso hubo alguna contrapartida de  la banca al regalo recibido que le obligara a endulzar las sufridas hipotecas de los económicamente más débiles, y de ello no nos hemos enterado?

La razón de su nueva treta estriba en la aceptación por su propia boca de que el discurso del mensaje “al miedo a la derecha” ya no les sirve, por lo que se ve abocado a nuevas artimañas con el mejor de los diseños.

24 junio 2011

D. PASCUAL SALA, PRESIDENTE DEL ALTO TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

don pascual sala

El calor es sofocante y ni siquiera el climatizador de su despacho atempera su asfixia; el bochorno se le ha apoderado de su cuerpo tras una noche de insomnio, luchando contra las sábanas y esperando el amanecer. Tras una ducha inútil y con un nudo en la garganta que le ha impedido el desayuno, ha salido de su domicilio hacia su despacho oficial: el que ocupa como Presidente del Alto Tribunal Constitucional.

Pascual Sala accede al edificio con el rostro demacrado, ojeroso, inquieto y de su andar pausado sólo queda el del nerviosismo que le ha producido un traspiés tropezando con la alfombra de la antesala donde se halla Laurita, su fiel secretaria, a la que ni siquiera le ha dado los acostumbrados buenos días, tal es su zozobra.

- Le apetece un café bien cargado, Don Pascual – le dice Laurita viendo su estado y sorprendida por no haberle saludado.

- No me pase ninguna llamada Laurita, no estoy para nadie – le contesta como única respuesta.

Don Pascual Sala, entra en su despacho, se quita la chaqueta y se tumba en el diván en un extremo del despacho estirando sus piernas, al tiempo que desanuda su corbata y trata de respirar hondo para acompasar su ritmo cardiaco, temeroso de una fuerte arritmia.

En ese instante suena el teléfono rojo de tonos inconfundibles directo con Moncloa. Don Pascual, da un brinco, se anuda el cinturón previamente aflojado y lo descuelga atendiendo la llamada:

- Dime Presidente, qué deseas – le contesta con la voz apagada.

- ¿Qué pasa, Pascual? Te noto sofocado.

- ¿Has visto al Martín Garitano ese, recién nombrado Presidente Foral de Guipúzcoa?

- Sí, ¿Y qué pasa?

- ¿Has visto su pin en la solapa?

- Claro que lo he visto, ¿Y qué pasa?

- ¿Lo has visto rodeado con sus amiguetes batasunos?

- Sí ¿Y qué pasa?

- ¿Has visto…

- ¡Calla Pascual! – le corta Rodríguez Zapatero harto de tantos “has visto”.

- ¡Mi cara José Luis, mi cara! – Insiste el Presidente del Alto Tribunal Constitucional.

- Vamos a ver – Vuelve a cortarle ZP–. De Presidente a Presidente, ¿Qué le pasa a tu cara?

- ¡Qué se me cae de vergüenza! No he dormido en toda la noche, no he podido conciliar mi sueño, he roto las sábanas y ya no sé dónde esconderme. Estoy lleno de angustias y temo …

- ¡Pascual! – vuelve a cortarle deseando terminar rápido con aquella situación- ¡Pascual! ¿Tú te afeitas todas las mañanas?

- Claro Presidente, es que no me ves siempre limpio y aseado – le responde sumiso.

- Bueno, normalmente te llamo, no suelo verte. Pero… dime, ¿Qué after shave usas?

- Utilizo Aloe Vera desde hace muchos años. Mantiene la piel muy joven, Presidente.

- ¡Almidón Pascual! Utiliza almidón y un poco antes sonríe! Mucho almidón. Y ahora perdona, tengo que colgarte pues tengo que hablar con Alfredo. Algo habéis hecho mal, y él mismo lo ha dicho. ¡Almidón Pascual!

- ¡¡¡ Laurita !!!

23 junio 2011

PEDRO J. DE LA PEÑA: “OTRO 98 ES POSIBLE”

PedroJPenya_1599

En un brillante artículo publicado hace unos días en el diario Las Provincias, el escritor, profesor universitario, victima del terrorismo, doctorado en diversas licenciaturas y con el trabajo de una brillante y premiada bibliografía en la que se mezcla la narrativa con la poesía y el ensayo, Pedro J. de la Peña, cántabro de nacimiento y valenciano de corazón, titulaba su reflexión con el deseo de “Otro 98 es posible”.

La pérdida de las últimas colonias finalizando el siglo XIX, convulsionó España llenándola de incertidumbre y desilusión. De aquellas inquietudes nació la que se llamó “generación del 98”: un movimiento literario, especialmente periférico, surgido desde todos los puntos de España que mezcló sus críticas a una política exterior tan desafortunada como exultante con la reivindicación de un sentimiento español, por otra parte en ningún momento cuestionado, colaborando a su fortalecimiento. Igual sucedió con la generación del 27, aunque en una situación social y económica diferente pero en la que seguía latente en su intelectualidad el sentimiento nacional de siempre.

Coincido plenamente en la acertada reflexión del Sr. De la Peña y en la posibilidad del resurgimiento de un nuevo impulso intelectual que denuncie todas las tropelías existentes contra nuestra nación española, fruto de una cohorte de políticos arribistas -de las dos emes se les podría titular- tan mezquinos como mentirosos, cuya única urdimbre ha sido en los últimos cuarenta años la de la manipulación basada en la ocultación de nuestro pasado histórico y el alumbramiento de una farsa musical con coros adiestrados entre proclamas de rencor y arengas de odio.

Sin quitar ni añadir una sola coma a su llamada a una mayor sensatez en quienes están dispuestos al desgarramiento nacional, por otra parte baladí que no por su sordera sino por su cerrilismo más interesado y constreñido a su propio ombligo, simplemente me atrevo a sugerir al firmante del artículo un matiz que lo hace distinto, pero no distante.

Sobre todo por el peligro que supone para nuestra anhelada convivencia, cada vez más deteriorada a instancias del desgobierno de Zapatero loado por los tamborileros de sus medios afines, que en su maquinación hacia una masa manipulada se aprovechan de su ceguera cuya única luz es la del rompimiento constitucional. Convivencia en paz que nos llevó a las más altas cotas de prestigio internacional, lamentablemente tirado por la borda en los últimos siete años.

“Otro 98 es necesario”, es la única rectificación que me atrevo a sugerir a nuestro erudito articulista, tan cántabro como valenciano, y por lo tanto español.

Ojalá viéramos algún brote verde ausente de complejos que tomando cuerpo fuera capaz de alertar a esa parte de la sociedad desnortada al igual que bullanguera, y la indujera al ejercicio de la mano extendida, al de la mente abierta, desprendida, y que ésta fuera capaz de ir conociendo su pasado de luces y sombras, instándola, al mismo tiempo, a que se sintiera orgullosa de haber superado en múltiples ocasiones difíciles momentos, consciente de su personalidad y orgullosa de ella.

Es no sólo posible, sino más aún, necesario

20 junio 2011

EL 15-M

15-M

Una periodista le preguntaba a Rodríguez Zapatero en su entrada al Congreso de los Diputados si le preocupaba cómo se estaban desarrollando los acontecimientos del 15-M. Como repuesta inmediata, rauda y veloz, le contestó con un rotundo y contundente ¡No!.

Eso sí, con sus mofletes hinchados, seguro de si mismo, sonriente y sin ningún tipo de preocupación.

¿Cómo le iba a preocupar a quien ha mostrado su enorme interés en la existencia de un enfrentamiento con mucha tensión, mucha, mucha tensión dentro de la sociedad española?

Ya lo había advertido la semana anterior a las elecciones de que algo muy fuerte iba a suceder en las calles de España.

¿Cómo le iba a sorprender tal deriva?

De lo que no tenía duda alguna era de la hecatombe electoral que se cernía sobre su propio partido, al que la sociedad española le ha dado la espalda desde un extremo a otro de nuestra piel de toro.

¡Si lo sabría él!

¿Cómo iba a preocuparle un movimiento que si en algo podía beneficiarle era en cambiar la intención del voto que sabía en su contra?

En definitiva, el 15-M no es más que el producto de sus años de mal Gobierno al que una sociedad mayoritaria indignada por sus mentiras y pertinaz hostilidad sobre los más débiles, se le ha sumado el grupo minoritario de los “indignados” formado por un totum revolutum que se ha desacreditado al introducirse movimientos de toda guisa y condición: unos con fines muy concretos de desprestigio hacia quienes sabían iban a salir triunfantes en la elecciones cuyo resultado democrático jamás aceptaran por rotunda que sea su absoluta mayoría, (tal y como se ha demostrado en nuestra ciudad) otros buscando sus momentos de gloria y otros decididos a la confrontación callejera sobre un campo de batalla que por dominarlo a la perfección, han utilizado cuantas veces les ha venido en gana.

Un movimiento que va unido a las decisiones de Zapatero cuyo mayor peligro está en su continuidad como Presidente por sus últimos e imprevisibles ramalazos propios del felino acorralado, tanto en cuento siga anclado al poder que tantas veces ha utilizado para crear un clima de crispación que pasará a la historia como la mayor de sus hazañas.

Gestos anunciados en su día con un nuevo talante cuyo significado hemos ido descubriendo cachito a cachito en sus siete años de gobierno, rubricados en su inicio con la mención de su abuelo, y que a la postre no era más que la advertencia de que el regreso a los enfrentamientos de los años treinta iba a ser su principal intención; a lo que se ha dedicado con tan pulcra como mezquina actitud.

De sus barros, estos lodos.

14 junio 2011

DESPUÉS DE LAS URNAS, LOS LODOS

despues de las urnas, los lodos

Pasadas las elecciones municipales y autonómicas han dejado un mapa peninsular cubierto de azul al igual que los es el cielo y el mar que lo circundan en los días claros y limpios. Pero no sólo nos han servido para disfrutar de tan bello y nítido paisaje, pues también nos han dejado los suficientes datos para conocer mejor que una cosa es exigir el respeto que el ciudadano merece y otra muy distinta es otorgárselo.

También para saber mejor en manos de quién está el Tribunal Constitucional. Institución creada como salvaguarda de nuestra Constitución, pero que su Presidente, Pascual Sala, ha abierto la espita para dar vida a quienes desean mutilarla en una actuación tan entredicho como otras anteriores de muy dudosa legalidad, situándose tan cerca de una posible prevaricación, como alejado del dolor que sienten miles de familias victimas del terrorismo que jamás se vieron respetadas por el entorno que representa Bildu.

¿Corruptela política ésta instada por un Jefe de Gobierno decidido a romper con una soberanía Constitucional de dos siglos y que vio su luz sobre la historia de una de las más viejas naciones de Europa?

El Partido Popular valenciano, sometido en los últimos años a una campaña de difamación constante, ha colaborado de forma incontestable a que ese azul se mezcle con las aguas del mar que le baña, mal que les pese a quienes nos han dado una muestra de su auténtico talante, que por otra parte a nadie sorprende.

Produce bochorno ver que tras el pleno autonómico de la constitución de su Presidencia, representantes del mismo se hayan atrincherado junto a quienes estaban dispuestos y lograron soliviantar a la fuerzas de orden público en una refriega violenta, machaconamente buscada.

Son los mismos Diputados que tantas veces han demando respeto para cualquier creencia personal, pero que se la niegan a quien decide jurar su cargo ante un símbolo religioso, que por cierto ninguna ley lo impide.

Prometer por imperativo legal, es una promesa en falso a la que nos tienen acostumbrados quienes están más cerca de la violencia que de la aceptación del resultado de las urnas, al tiempo que nos sirve para presagiar sus próximas bufonadas cuyas muestras quedaron bien patentes en la última legislatura de la Cortes Valencianas.

Más de lo mismo hemos visto en el Ayuntamiento del Cap i Casal, donde Amadeu Sanchis utilizó su palabra para reivindicar la 3ª República en base a que durante un año fue Valencia capital republicana, pero silenciando que en dicho periodo hubieron demasiados momentos de tristes paseos nocturnos hacia los arrabales de la ciudad. Puro instinto conciliador el suyo, así como la advertencia que ello encierra de cuales van a ser sus “prioridades” en beneficio de la ciudad.

En fin, aún no iniciada la actual legislatura valenciana, los partidos minoritarios van fijando sus posiciones más cercanas al mundo del circo y de la confrontación, que a cualquier otra actividad que redunde en beneficio de una ciudadanía indignada por las mentiras de estos últimos cuatro años, por cuyo motivo le ha dado su confianza al Partido Popular.

Igualmente produce bochorno ver cómo grupos muy minoritarios se apropian de alcaldías por tejemanejes de quienes el resultado electoral se lo pasan por las entrepiernas, o como es el caso de Benidorm donde el interés personal ha primado sobre la opinión mayoritaria salida de las urnas, expresando un falso “amor” hacia el partido que ha traicionado.

Luego está el sector de los “indignados”, tan minoritario como bullanguero, que les ha venido muy bien a quienes temerosos del listón del 5%, se veían fuera de las instituciones por la inmensa mayoría de los valencianos.

El día que la izquierda más sectaria y radical aprenda a respetar el resultado de las urnas y no reciba el aliento de partidos parlamentarios de su mismo signo político, y por ello mismo igual de sectarios, el paso adelante de nuestra sociedad será semejante al alcanzado en los años de la transición que un nefasto Rodríguez Zapatero ha fulminado de cuajo.

Ya lo dice el refrán y les viene al pelo: Dime de los que presumes y …