Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

20 abril 2014

LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS

los grandes acontecimientos

Se escucha por los ventanucos de la ciudad que la llegada al poder de una confabulación de tres fuerzas con pretensiones purificadoras, aunque lo sean en base a un radicalismo rancio y decimonónico, la de mayor atracción de ellas, la instalada en Blanquerías, allí junto al portal de Serranos, se verá sometida contra su voluntad por las predestinadas, según ellos alardean, a ejecutar determinados actos de desagravio, más bien llamados a terminar como “el rosario de la aurora” por la pertinaz acción depredadora de quienes montaron sus “lonjas de ofertas” a base de camisetas desde sus escasos escaños de las Cortes Valencianas, potenciados por la vociferante algarabía callejera, cada vez que en sucesivas ocasiones  del abandono de su condición de Diputados Autonómicos, se decidían para provocar a las Fuerzas del Orden, cumplidoras, por lo que ellos denuncian, en exceso de su deber.

Dicen…

Pero lo cierto es que desde hace años las tres fuerzas dispuestas a unirse, no han hecho otra cosa que arrojar por el túnel de la infamia la labor llevada a cabo tendente para que Valencia fuera una ciudad conocida en la urbe cenital, hecho comprobado por haberse convertido en obligada “parada y fonda” en el circuito universal del turismo, gracias a una política de grandes acontecimientos que, aunque su claro rédito y en beneficio de la ciudad, por la gran atracción turística que ha supuesto para el “cap i casal” durante los 365 del año, o 366 en el caso de los bisiestos, sin embargo, sus evidentes logros, han sido objeto de toda clase de vilipendios.

La visita del Papa, la Copa América y la Formula 1, han catapultado a Valencia a pesar de los pesares y pese a quienes les pese. No obstante, la confabulación de las tres fuerzas imanadas por claroscuros intereses electorales, sólo contempla en el horizonte sus anhelados beneficios, que no son otros que la ansiosa llegada a la poltrona del poder y al precio que sea; incluso en perjuicio y empobrecimiento del sector turístico que gracias a la proyección audiovisual de Valencia ha logrado sus frutos.

La Fórmula 1 situaba a Valencia en los satélites televisivos todos los años gracias a su circuito urbano frente al mar, en una proyección publicitaria esparcida por la rosa de los vientos, que de llevarse a cabo de forma distinta, asegurar su éxito hubiera sido como un juego de azar, dilapidando un coste económico con seguridad de mayor cuantía.

Y con todo, Valencia, está fuera de la competición más universal por culpa una Generalitat timorata que no ha sabido plantar cara a quienes se han dedicado durante los últimos años al voraz desprestigio de nuestra Comunidad.

La visita papal, la América Caps y la Formula 1, los llamados grandes acontecimientos, tuvieron un efecto tan necesario como providencial, para una ciudad que por primera vez en su historia pasó a brillar con luz propia en la gran ventana del mundo: la de la TV que llega a los lugares más insospechados, de unos a otros océanos.

Y no reconocerlo, sitúa a quienes lo niegan en su justa medida, echando por la borda unos grandes eventos y laborando desde sus grandes mentiras.

Como siempre.

16 abril 2014

UNA REGENERACIÓN IMPOSIBLE

 una regenracion imposible

Ayer tarde, en el salón de actos del Museo L’Iber de la calle Caballeros, Pedro J. de la Peña, ensayista y poeta, doctorado en Filología, profesor universitario y en posesión de diversos premios en su extensa obra literaria, nos ofreció una muy documentada charla bajo el título de “Una regeneración imposible”, al hilo de la situación política actual, y en parte, como una prolongación a su libro “Otro 98, es necesario”.

Tras ofrecer su punto de vista a partir de aquella España de los años sesenta del pasado siglo, que había superado la enorme dificultad de una postguerra, y situarse después en la época de la transición democrática a la que él mismo asistió lleno de entusiasmo, e ilusionado por la incorporación de España a la Europa democrática, desde su posición moderada de entonces una vez superado su radicalismo de juventud, aceptaba la nueva España Constitucional que se ofrecía abierta a un futuro de esperanza, misión favorecida en gran parte por los avances sociales logrados, así como por pertenecer España al grupo de las diez naciones con mayor poder económico, que sin duda se vería incrementado con el nuevo sistema político, aceptado por la inmensa mayoría de los españoles. Ello es lo que anhelaba.

Sin embargo, y en el periodo de los últimos diez años, toda aquella ilusión se ha venido abajo, significado por el gran fracaso de la España construida a partir del artículo VIII de la Constitución de 1978, y que según su “criterio” –el que aprendió un día leyendo a Balmes- la única solución a su problemática actual pasa por la profunda reforma de un sistema político que ninguna otra nación europea ha puesto en práctica, salvo la nuestra, convertida en la actualidad en un “estado portaviones” donde acuden todos los años diecisiete aviones a repostar, pero que cuando levantan el vuelo, su único objetivo es observar cuales de los restantes lleva mejor carga, en un acto de rapiña que nada tiene que ver con el bienestar que todos los ciudadanos merecen con pareja intensidad.

Pedro J. de la Peña, terminó su charla mostrando su escepticismo, y muy preocupado por el actual deterioro social con un horizonte nada halagüeño, dada la corrupción alojada en la clase política que bien se merece por parte de la ciudadanía la respuesta que Agustín Moreto aconsejaba de: “El desdén, con el desdén”: la ausencia a las urnas.

El conferenciante mostró su pesimismo en el futuro, denunciando la utilización de la mentira cuya máxima expresión quedó manifiesta en la famosa frase “la Otan, de entrada no”, que sirvió para ganar unas elecciones, pero con el giro inmediato al referéndum, publicitando ya en el poder la Otan si, que tanto Felipe González como Alfonso Guerra y antes de las elecciones, sabían que era el camino a recorrer.

En una palabra una regeneración imposible y un sentimiento convertido en una profunda decepción.

Nada es nuevo bajo el sol y la historia se repite, como tantas veces, querido profesor.

Al pacto de San Sebastián acudieron los más firmes defensores del republicanismo español en 1930, con seguridad, con la misma ilusión de los demandantes de la España autonómica. Conseguido el sueño, por su posterior propia deriva y consiguiente frustración, los auténticos republicanos se vieron obligados al, “no es eso, no es eso” que el marxismo depredador emponzoñó en el sistema. Llenos de pesimismo, aquellos republicanos abandonaron España por culpa de una II República que en la actualidad, desde la ignorancia y el resentimiento, nos presentan como idílica, pero que lo bien cierto es que representó la faceta más perversa de quienes desde su puesto de mando, nos llevaron al terreno del enfrentamiento.

07 abril 2014

LA LENGUA VALENCIANA

biblia

Referente a la Lengua Valenciana la opinión de los filólogos en cuanto a su unidad con la Lengua Catalana, me es indiferente, tanto en cuanto los mismos hagan sus predicciones a la carta, por encargo, es decir por “encomienda”. Ya me entienden.

Mayor respeto se merecen cuando son fruto de la investigación y el respeto a la Historia.

Si se fundamentan en ello porque fueron los catalanes quienes con la repoblación cristiana la bajaron de norte a sur, independientemente de su mayor o menor número, porque las cuentas no están claras, cuando menos existe la duda de entonces de que su parla fuera la catalana, en unos tiempos que los condados catalanes – excepto el de Barcelona- estaban sometidos al Imperio Carolingio y lo que se hablaba en la Occitania era el provenzal, conocido como el lemosín, que era a la sazón, el dominante al sur de los Pirineos. Si con la repoblación, las huestes catalanas hubiesen dicho que traían bajo el brazo la lengua catalana –que ni ellos mismos como tal la entendían- con seguridad el “cambio lingüístico” y en su zona de asentamiento, hubiese empezado a conocerse como lengua catalana y no valenciana. Pero no fueron así los hechos. La historia lo desmiente.

Bastaron cien años para que en la ciudad de Valencia empezara a surgir un movimiento literario en todos sus géneros que cristalizaría en el siglo XV con el Siglo de Oro de la Lengua Valenciana, documentado con toda clase de “soportes”, como en la actualidad se dice. Hasta a Chirivella llegó un catalán donde echó raíces, Francesc Eximenis, quien decía que se expresaba y producía su obra en valenciana lengua, siendo uno de los próceres del “cap i casal”.

Aquel movimiento literario fue el primero de Europa, sin que ninguna otra nación de “la cristiandad” se adelantara a Valencia en su extensa obra cultural. Mencionar a sus autores y su obra en Lengua Valenciana, merece capítulo aparte, sin que a ninguno de ellos se le ocurriese decir que lo hacían en Lengua Catalana, que dicho sea de paso tendría que llegar el siglo XIX, para que un poeta catalán, Buenaventura Aribau, reivindicara como catalana la lengua lemosina, que era ésta la denominación hasta entonces utilizada:


En llemosí soná lo meu primer vagit,

quant del mugró matern la dolça llet bebia;

en llemosí al Senyor pregaba cada dia,

e cántichs llemosins somiaba cada nit.

Sin embargo, e independientemente de ello, la influencia del árabe en la Lengua Valencia es clara y notoria, habida cuenta que hasta el siglo XVII los moriscos poblaban en gran número la región valenciana. Hecho que no se dio en los condados catalanes donde los musulmanes permanecieron hasta principios del siglo XI, recibiendo influencia francesa la parla catalana en siglos después, marcando las lógicas diferencias.

Que las lenguas valenciana y catalana sean del mismo tronco, el provenzal, nadie lo cuestiona.

Pero lo cierto es que por su historia, por su aportación literaria claramente denominada y por sus raíces arábigas incrustadas en nuestra lengua a lo largo de hasta hace trescientos años, la  Valenciana tiene más que sobrados merecimientos para ser considerada como lengua propia y con el suficiente pedigrí para merecer todos los honores por parte de la Real Academia Española, expurgándola de cualquier otra connotación que sólo desde la “encomienda” y desde el desconocimiento de la historia se entiende.

26 marzo 2014

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

el pan nuestro de cada dia

 Según las encuestas a la opinión pública, la mayor preocupación que aqueja a los españoles es la corrupción política.

Las corruptelas se ejercen por decisiones personales, tanto en cuanto, y menos no se demuestre lo contrario, cada persona tiene su precio, aunque más cierto es, que quien nunca ha sido cajero, jamás podrá presumir de no haber echado mano a la caja.

Las prácticas corruptas tienen su mejor abono cuando haberlas haylas que las ejercen desde las instituciones, como es el caso de los tribunales de justicia españoles.

Sólo se entiende como JUSTICIA aquella que satisface a la víctima y frena al reo. La rapidez en su ejecución irá en perjuicio de quienes optan por apartarse de la ley recurriendo a todo tipo de estrategias, necesitados de tiempo.

¿Cómo se entiende que el Tribunal Constitucional necesite de quince largos meses para emitir un fallo que por su nitidez y clarividencia se puede sentenciar en una día de trabajo, evitando de esta forma que durante tan largo periodo, quienes  atentan contra el Estado de Derecho organicen sus naves para manipular a la opinión pública, presentándose como víctimas y sacando rédito a una sentencia que esperan y saben de antemano y que cuanto más tardía sea, más les beneficia?

Tribunal constitucional corrupto: por supuesto.  ¿Qué si no acaso?

¿Cómo se entiende que una manifestación urbana termine en una kalebarroca con el resultado final de unas calles envueltas en llamas, más de setenta policías heridos, víctimas de una organizada guerrilla, a la que los agresores acudían pertrechados con puntas afiladas y cantos de adoquines de grueso granito, y que después de ser detenidos sean puestos en libertad antes de las 24 horas para ensalzar su hazaña ante un público enardecido?

¿Cómo se entiende que supuestos casos de corrupción tarden años y años en ser resueltos, que sólo significa un largo tiempo que utiliza el verdadero culpable para poner a buen resguardo su presa, mientras que quien es agraviado sin el menor decoro, sea juzgado y sentenciado por la opinión pública, conducida de forma desvergonzada por los medios interesados en ello?

¿No será que la justicia corrupta que sufrimos es la que abona el campo para estas diarias corruptelas que se han convertido en el pan nuestro de cada día?

25 marzo 2014

ARTUR MAS, MEZQUINO MOTU PROPRIO

Artur Mas mezquino motu proprio Es indudable que las miserias no configuran el banderín de los miserables, pero cuando las utiliza quien presume de Honorable y mesías redentor de una quimera urdida desde la mentira y la manipulación, cuantas veces le viene en gana, como al aprovechar el instante que le ofrecen las cámaras en ocasión de su presencia ante la capilla ardiente de Adolfo Suárez para lanzar dardos impregnados de veneno, es cuando el personaje en cuestión adquiere la mayor de sus miserias para mostrar, a quienes quieran verlo, todo lo que de mezquino lleva dentro.

Artur Más, mezquino motu proprio.

24 marzo 2014

EL SALÓN DE LOS PASOS PERDIDOS

SALON DE PASOS PERDIDOS

Han pasado algo más de veinticuatro horas desde el fallecimiento de Adolfo Suárez, quien por su enfermedad y desde hace más de diez años, estaba ausente del mundo exterior instalado en el suyo propio pero desconectado de todos, aunque protegido por sus hijos y su entorno familiar que llegó a desconocer.

Y desde el momento de su muerte y a velocidad de fórmula uno, se han dicho toda clase de comentarios acerca de quien supo dar los pasos más adecuados hacia una nueva España constitucional que la integró con Europa en todos sus aspectos, sociales, políticos y económicos.

Logradas estas metas, Adolfo Suárez se ha convertido en la gran metáfora de la vida cuyos principales actores, el olvido,  la ingratitud y la crueldad son los auténticos protagonistas de nuestra existencia.

Ingratitud, tanto en cuanto quien tras su muerte es ahora encumbrado por tirios y troyanos y algunos sin el menor rubor, tratado con toda clase de improperios por quienes ahora le adulan en su propio beneficio, como líder del CDS sólo obtuvo dos escaños emanados de las urnas, significando la cara más cruel de la política y de la que se apartó.

Una cruel enfermedad le desconectó de su pasado y en su memoria se instaló el olvido, lo que le ha evitado sufrir el desplome de su gran obra política como padre de la Transición; periodo en la actualidad no valorado y por desgracia en el filo del alambre, al menos hasta el día anterior al de su muerte, cuando su trayectoria política nos debería servir de ejemplo.

Una vida la suya enriquecida por su más importante legado, el de haber creado una familia unida que, habiendo sufrido zarpazos tras zarpazos, se ha desvivido por él hasta el último segundo, aunque en este periodo, él, no haya podido disfrutar su alivio.

Autoría igualmente suya, pero diferente a la de su gran hazaña política que tras su muerte, quienes le atropellaron entonces, lo  reconocen ahora.

Una lección que nos debería servir para valorar nuestro patrimonio constitucional, puesto en entredicho por quienes desde posiciones totalitarias, aunque las disfracen como democráticas, lo tambalean.

21 marzo 2014

¿EL NACIONALISMO ESPAÑOL?

el nacionalismo español

Ignoro si fue por la acción de los vientos pero lo cierto es que una vez se puso fin al colonialismo europeo en el nuevo continente (haciendo uso de la expresión en aquel siglo, el XIX, aunque en el XV tenía la de descubrimiento, evidentemente porque es lo que sucedió) surgieron a finales del siglo los llamados nacionalismos sin que en España tuviesen entidad alguna.

Y con esta consideración, se entienden como tales los movimientos que nacen en aquellas partes de un territorio que pretende desgajarse del tronco común al que está unido.

Hay que tener esto en cuenta porque es muy importante.

Los nacionalismos en España y por lo que respecta a Cataluña y el País Vasco, por su actualidad, no se corresponden con su larga historia. No son un sentimiento enraizado en los siglos. Ni siquiera una vieja tradición, y muchos menos un movimiento cultural con profundas raíces. Si repasamos su historia no encontraremos huella ni indicio alguno hasta los inicios del siglo XX, y con rasgos más autonomistas que cualquier otra reivindicación.

¿Qué son pues? Sencillamente un dogma, un acto de fe fruto de un adoctrinamiento de los últimos años, una vez conseguida la transferencia docente para que de forma decidida usurpar a catalanes y vascos su condición de ciudadanos, mutándola a la de súbditos.  Una doctrina, un complejo, un engaño, un acto de fe; ni siquiera un sentimiento, porque con éste, se nace, no se pace.

Por otra parte, el nacionalismo español es un concepto inexistente, tanto en cuanto España, nunca, ni antes ni ahora, ha manifestado su intención de separarse de parte alguna. Todo lo contrario, la España celtíbera, romana, visigoda, musulmana y cristiana se gestó en el crisol de su historia y en constante evolución -pese a los arribistas que en cada momento hubo- por la decidida unión del pueblo español. Como lo fue en Santurce, en Tarrasa, o en Madrigal de las Altas Torres. Y no sólo por el pueblo llano, sino por el mundo intelectual, puesto de manifiesto en dos “generaciones”,  las del 98 y el 27 que fuera de todo trágala, tenían muy claro cuál era la nación española; justo en los periodos históricos en los que surgían mercachifles y embaucadores de la voluntad ajena. Como en los actuales.

Manifestar lo contrario es aceptar a saco el constante adoctrinamiento que se tiende a los desnortados, incitándoles aún más a caminar por la senda de la deriva, como si de ignaros se tratase. 

Y por ello y en ellos se sustentan.

15 marzo 2014

LOS VIENTOS QUE SOPLAN

LOS VIENTOS QUE SOPLAN

 Dice nuestro escritor valenciano Santiago Posteguillo que las historias alternativas le inquietan, porque buscan cambiar lo que sucedió. Tiene razón. 

También se dice que la historia la escriben los vencedores y tengo mis dudas, porque lo cierto es que la historia no la escriben los hombres, sino los vientos que soplan. No es la misma historia la escrita por un vencedor de forma inmediata a los hechos, que si lo hiciera cincuenta años después. Simple cuestión de los vientos. También es cierto que cuando la escriben los vencidos la modifican, la sustituyen. Y deja de ser historia, lo que se convierte en un vulgar panfleto tendente a la “historiabasura”. 

Hay quienes cuentan la historia citando sólo a los reyes y a las batallas, las monarquías y las repúblicas, a las dinastías y sus cortesanos.

Sin embargo, configuran sus verdaderas páginas, quienes mencionan a las personas como los auténticos personajes con sus liderazgos y sus fatigas, con sus hábitos y tradiciones, aquellos que nos hablan de los pueblos y ciudades con sus creencias cercenadas, con sus avances frenados, con la perspectiva del momento al que ocurrieron los hechos, tan diferente a quienes la manipulan sin freno por encargo de bastardos intereses.

Son los representantes de la alquimia de la historia en busca del dorado, que no representa más que el anuncio de una  falsa pepita de oro ofrecida a un lector adoctrinado, tanto en cuanto ha dejado de ser historiografía para convertirse en la gran farsa de un burdo espectáculo con bambalinas de odio.

BELLO O HERMOSO

bello o hermoso

Bello o hermoso;  no sé si es la palabra que mejor le define, pero lo es en cualquier caso.

Irradiaba luz, y la dulzura de su mirada me daba seguridad, la confianza que necesitaba. Suave como una pluma, sabía de mis deseos, y cuando con sumo mimo tomaba su espalda para acariciar su pecho, de inmediato con su respuesta satisfacía mis anhelos.

¿Cómo no enloquecer ante aquel compromiso respondido con creces?

Desear y ser deseado, ¿acaso no es amor?

Alimento su fidelidad al anochecer y duermo junto a él una y otra noche. Despierto al alba y está a mi lado. Un amanecer… y todos. Es cuando me da las fuerzas a un nuevo día.

Me habló de un nuevo juego y me excité en su pensamiento, porque me lo ofrecía sin límite alguno.

Nada fue igual a partir de aquel instante, aquel del primer encuentro.

¡Era tan bello! 

Su tacto incluso llegó a ser enloquecedor y junto a él pasaba las horas, que más parecían que habían sido unos pocos minutos de dicha y de placer.

Y así siempre,  mientras duró. Una noche, antes del baño, se desprendió del alto bolsillo de mi albornoz y cayó al agua caliente con aroma de rosas. Y en su silencio, ni siquiera vibró. La luz de su mirada había mutado a la opacidad.

14 marzo 2014

DE ANDALUCÍA A VALENCIA, AMIGUITOS DEL ALMA

recorte de prensa

Verdades que pasan desapercibidas y que no salen todos los días y durante años en las portadas de determinados medios de comunicación, seguramente porque en Andalucía no ha habido “amiguitos del alma”. Importan más dos trajes, dan más juego.

11 marzo 2014

EL 11-M, Y DEMÁS ZARANDAJAS

tren-11-m

Se cumplen diez años desde aquel trágico día en el que el terrorismo se cebó con España.  Díez años en los que mi opinión al respecto no sé ha movido ni un ápice. Un acto terrorista que si algo demostró entonces y manifiesta ahora, es que la España cainita, continúa fiel a si misma.

Porque, ¿qué más da quien haya sido uno u otro terrorista,  del signo que fuere, quien apretara el botón al desprecio humano?

Lo único cierto es que la víspera de las elecciones el Ministro del Interior anunció la detención de unos islamistas como presuntos autores de la masacre; y si alertaba de la participación de ETA en tan terrorífico acto y a la opinión publica, ante los hechos probados o no, de apenas hacía unos días del  hallazgo de un vehículo terrorista y etarra en la estación ferroviaria de Chamartín, sencillamente lo que hacia  era cumplir con su obligación.

Todo lo demás son zarandajas, y la demostración patente de la España cainita de siempre.