Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

29 diciembre 2009

MI CARTA A LOS REYES MAGOS DE ORIENTE

queridos reyes magos de oriente

Queridos Reyes Magos de Oriente:

Soy un hombre mayor y necesito creer en vuestra existencia. Y no porque quede en mí algo de niño, sino por la urgencia para mi país de lo que os pido y por el clamor que en el mismo sentido surge en las calles de España. Estoy seguro que a vosotros esta dirección os consta y sois de los que comparten el orgullo de su españolidad al igual que lo hacéis con cualquier otra nación de la vieja y cristiana Europa.

Necesito, queridos Reyes Magos, un auténtico Presidente de Gobierno de España, y su mejor elección la dejo en vuestras manos. No voy a deciros cómo lo quiero, pero permitirme que os diga, al menos,cómo no lo quiero. Seguro que me comprenderéis. De ello estoy tan en lo cierto, que si os llega esta carta, aún no iniciado vuestro viaje hacia mi nación, la más antigua del continente, estoy seguro que me haréis caso y me complacéis con el regalo.

No quiero a un político aspirante a Presidente de Gobierno que sea capaz de estar sentado cuando pasa la bandera de una nación amiga sin guardarle el debido respeto.

Tampoco lo quiero que intente llegar al Gobierno fruto de una manipulación, y que aprovechándose de un acto terrorista y sin ninguna clase de escrúpulo ni prueba alguna que lo justifique, vincule su responsabilidad a quien en ese momento gobierne. No lo quiero sea incapaz de dar -cuando haya un acto terrorista y sea entonces Presidente- órdenes a las fuerzas de Seguridad del Estado para que busquen su autoría entre los grupos dispuestos al asesinato que actúan en nuestra nación, tengan o no tengan pistas, tal y como debe ser su obligación. No quiero a un Presidente que sea capaz de decir que las victimas son el pasado y un terrorista sea el futuro; en una palabra que en todos estos asuntos, actué con dignidad.

Y por supuesto no quiero a un Presidente cuyo único objetivo sea el desunir a los españoles. Y que al mismo tiempo esté dispuesto a llevarnos por caminos de crispación desde el primer día de su mandato, como es el caso de quien en la actualidad nos gobierna. No, no lo quiero así.

No quiero un Presidente que no esté muy preparado en las cuestiones básicas de Estado, como por ejemplo en las de economía, y que, para ir de listo y engañándonos a todos, recurra a sus amigos pidiendo cursos acelerados de ocho días, o a libros de autoayuda vendidos en Carrefour. Nada tengo contra esta gran superficie, pero vosotros ya me entendéis.

No quiero a un Presidente que no sepa reunir torno a él a un equipo competente, y no que lo haga por razones de igualdad en cuanto ambos sexos, no sea que un día se le ocurra que tiene que tener el mismo número de ministros gordos que de ministros flacos, u otras razones de parecida índole que cualquier día se le ocurra.

No quiero a un Presidente que no sepa lo que es España, y que vaya dando ideas ambiguas a quienes la desprecian, precisamente para animarles.

Y tampoco quiero un Presidente que mienta, y que cuando lo haga y tenga sus razones, ponga al menos cara de poker y no estirando sus mofletes haciéndonos una gracia.

Me fastidia especialmente que sea el Presidente de España el que utilice brotes verdes para intentar ganar unas elecciones cuando ni se sabe de ellos ni se encuentran.

No quiero un Presidente destructor, sino a uno civilizado que no se dedique a destruir todo lo bueno que los españoles habíamos logrado, y no al estilo de esos vándalos que tanto abundan ensuciando estatuas, fachadas y monumentos.

Me parecería fatal que fuera un Presidente goloso, es decir, hambriento en tener muchas cadenas de TV a su servicio, que luego va y les dice a sus presentadores que hay que tensionar a la población, que eso es lo que nos conviene; bueno… a él y a sus seguidores, ávidos en enfrentamientos.

Más desvergonzado sería un Presidente que utilice en su beneficio el Poder Judicial, capaz de inventar delitos de financiación ilegal a la oposición parlamentaria, los mismos delitos que ya cometió un partido en España con sus culpables juzgados, sentenciados y condenados. No, no quiero que sea capaz de tanta infamia.

No lo quiere indecente. Me explico, indecente y capaz de decir que le preocupa el paro y al mismo tiempo no hace nada por evitarlo y que siga creciendo y creciendo y creciendo, el número de parados.

No quiera a un Presidente que nos mienta. Y que cuando todos sabemos lo que es negro, el intente convencernos de que es blanco, al tiempo que vemos que todo es negro.

No lo quiero con un trato desigual para todos, según sea la región a la que pertenecemos.

No lo quiero faltando el respeto a nuestras creencias religiosas y que luego se dedique a vender humo por una alianza entre civilizaciones que en el fondo ni él mismo cree.

Reyes Magos, podría daros muchas más pistas para que dejarais a vuestro paso por España un Presidente de Gobierno como el que necesita mi país en este instante, pero creo que es suficiente con las que a los tres os menciono en esta mi carta.

Y como sé que me habéis entendido y os habréis dado cuenta de mi gusto, quedaría muy satisfecho si los meritos del Presidente que os pido se redujeran a dos:

Un Presidente que sea decente y competente. Y sí además es de buen talante, pero del sincero, mucho mejor: lo entendería entonces como la mejor guinda a vuestro regalo.

Muchas gracias, mis queridos Reyes Magos de Oriente.

24 diciembre 2009

UNA NOCHE MUY ESPECIAL

una noche muy especial

-Si no le dijera que debe Vd dejar de fumar, seguro que se quedaría sorprendido, por lo que creo no hace falta que se lo diga, amigo.- El doctor dejó su tono firme y sonrió levemente, y con gestos de restarle importancia prosiguió apacible- Tiene en uno de sus pulmones, el izquierdo, una muy pequeña mancha que pasada la Navidad habrá que investigar. Por otra parte, no le conviene la vida sedentaria que me comenta: un par de paseos todos los días, practicados en un buen rato por las mañanas y en otro más corto por las tardes le irá muy bien. ¡Qué las musarañas entre paredes son poco atractivas y no levantan el ánimo, amigo! Pasadas las fiestas venga a verme.

Cuando llegó a su casa no encendió la TV para escuchar las últimas noticias del día, y sin apetecerle ningún documental tomó un vaso de leche y estiró su cuerpo sobre la cama; ni siquiera se desvistió.

Ya amanecido y desde su lecho, Vicente observa la lluvia acribillando los tejados, lo que le hace seguir tumbado. Ya en la media tarde ha sentido un leve apetito, pero sólo por un momento, pues la angustia del día anterior sigue en su estomago.

Más de inmediato, algo sucede y en su mente surge una sensación como aupada en un rayo de furia dispuesta a enfrentarse a la adversidad. De un brinco abandona la cama y cuando llega al baño son ya pocas las prendas que le cubren su cuerpo. Después de una ducha que le revive se afeita y siente sobre su rostro el agradable contacto del “after shave”. Fricciona sus cabellos con colonia, se viste, y observándose en el espejo encuentra un hombre nuevo ajeno a su anterior apaciguamiento.

Ya “de domingo” y sin plan alguno por el momento, marca un número de teléfono que tiene in mente, escuchando una voz cariñosa a la que le pide cenar juntos en la misma noche. Cuando sale a la calle escucha del reloj de la plaza sus ocho campanadas, más sonoras que otros días, con seguridad por la quietud en una noche tan especial o por alguna otra razón que no extraña.

Ante la ausencia de un taxi y la suave lluvia que aún más bien le reconforta si cabe, y no muy distante el lugar de su destino, como de media hora andando, se dirige hacia aquella casa portando en su mano una botella de vino.

Definitivamente, es una noche muy especial y algo mágico sucede en ella: es la de Navidad.

18 diciembre 2009

¡ MUCHAS FELICIDADES !

FELICITACION

El Bloc de Jota Cob desea una Feliz Navidad a quien se asome por cualquiera de sus páginas con los mejores deseos para un Año Nuevo que todos deseamos sea bueno.

12 diciembre 2009

LOS DADOS DE LA DIGNIDAD

lOS DADOS DE LA DIGNIDAD

De sobre es conocido fuera Joseph Goobels, el Jefe de Propaganda de Adolf Hitler, el creador de la celebre frase de que una mentira mil veces repetida llega a convertirse en una verdad. Sin más aderezos.

Pero sabedores de ello, los hay hasta quienes añaden que mejor a fuego lento y salpimentado la historia. O mejor recetando otra.

Y me refiero en concreto a los políticos catalanes a quienes, con el mandil de la radicalidad, la famosa frase les ha venido al pelo, adoptándola como santo y seña para su intento separatista. Dedicación a la que se empeñan en estos últimos años sin el menor descaro e inasequibles al desaliento. Dicho esto último sin ninguna connotación franquista, no sea que alguien se enfade.

Convencidos pues de que Cataluña es una “nación”, se pasan por la entrepierna la concepción que de la misma tiene la Unión Europea y a cuyo marco buscan amparo. Y quieren desgajarse de la Nación Española de la que son parte, gracias a la manipulación informativa de los últimos treinta años desde la TV3 catalana, principalmente creada para tal fin.

Y como creen dado su fruto, el próximo domingo 160 pueblos catalanes acudirán a las urnas en busca de su dignidad, la que según ellos dicen está puesta en juego, pero simulando que los dados trucados que salgan de sus manos saltarán indignos sobre la timba de los tahúres.

¿Qué se diría si la Conferencia Episcopal urdiera una consulta popular a la sombra de sus parroquias, preguntando al pueblo español si vota “sí” o vota “no” a la Ley del Aborto?

¿Se recurriría entonces al cumplimiento Constitucional al que todos nos debemos, desautorizando la farsa?

04 diciembre 2009

LAS CEJAS DE ZAPATERO

las cejas de zapatero

Cuando Rodríguez Zapatero llegó a Moncloa, seguro que sus pensamientos estaban más cercanos al goce de la confortabilidad del mullido sillón del poder, que al sacrificio de llevar a cuestas la pesada carga de su responsabilidad.

Y no es que me base en ello por su alegría de falsas soflamas anunciadoras de tiempos mejores desde las bambalinas de su vanidad y reconfortado por su fe atea, no, más bien, es que el sostener a sus espaldas la ancestral cruz que como seña de nuestros orígenes es compartida por la inmensa mayoría del pueblo español, ello, es lo que le produce, por lo visto, un cierto hastío.

Despreocupado y a más INRI, por la crisis en la docencia, de cuya calidad se cuestiona. Y precisamente en la de las mismas aulas a cuya Cruz tras la tarima se le ha puesto entre las cejas al Presidente del Gobierno de España.

Estado laico, sí, por supuesto. Pero… ¿acaso porque el río produce escollos, hace sufrir torrenteras, forma el peligro de la cascada, al transformase en un mar “in eternum” por mucho que lo contaminen, hay que ningunear, incluso en ocasiones despreciar, al manantial del que nace y mantiene su equilibrio?

Qué mejor solución pues –piensa Zapatero- que eliminar la Cruz de las aulas escolares. Lugares que en ocasión de un referéndum constitucional contribuyeron a certificar la soberanía del pueblo español y que al igual que la Cruz, él tiende a usurpar en una más de sus tretas.

Por mucho que se estirara el ranking de los desvelos del pueblo español, dudo que apareciera, ni siquiera en sus últimos puestos, el deseo de retirar de la vida publica el distintivo cultural de nuestra civilización occidental; y que él tiene la obligación de respetar, si como dice, es el Presidente de todos.

Por mucho que pretendan ignorarla desde la mezquindad y el oscurantismo de la realidad, quienes manipulados o interesados por la magia de la desaceleración, por el marketing de los brotes verdes o por los adictos a la imbecilidad de lo sostenible: la gran “boutade” de Zapatero, le sonrían con la ceja, la circunfleja.