Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

08 octubre 2013

UN CONCEJAL, JOAN RIBÓ

un concejal Joan Ribó

Odio los complejos; quizá o sin quizá no sea la palabra más adecuada, pero en ocasiones hay que mojarse. Los odio. Deberían de estar prohibidos. También debería estarlo el cáncer, pero ahí está. Y ojala los hombres, su tiempo y la investigación puedan lograrlo. Y de paso, también los complejos.

Y lo comento al hilo de la procesión cívica en torno a la festividad del 9 de Octubre que se va a celebrar en la Comunidad Valenciana; fiesta que debería de ser todos y que sin embargos haberlos haylos que se encargan de que así no sea.

La festividad se remonta ni más ni menos que a 1338 cuando se celebró el centenario de la Reconquista de Jaime I con ínsulas de Cruzada. Y se hizo tanto en cuanto significaba cambiar la piel al Reino de Valencia que pese a quien pese y a lo que falsamente se diga, ya existía como pueblo antes de la llegada del Conqueridor acompañado por tropas cristianas. Se trataba sencillamente que el viejo reino adoptara la religión cristiana por “derecho de conquista” y pasara a configurarse bajo las nuevas ordenanzas creadas por el Rey de Aragón, como lo fueron sus Fueros y las instituciones que de él derivaban en un territorio claramente definido y al margen del pretendido “falso poder”, como era el de los “nobles” que Jaime I quiso evitar. Y a fe que lo consiguió.

Y como no podía ser de otra manera, la festividad y el reconocimiento de aquella efeméride siempre se manifestó en torno a la Real Senyera y en acción de gracias a una fe que hizo posible el cambio de signo del pueblo valenciano. Primero pagano, después cristiano, luego musulmán y con vuelta de tuerca a sus raíces anteriores, que venían ni más ni menos de muchos siglos atrás, de cuando en Hispania y en acatamiento a las órdenes de Roma se adoptara como oficial la religión de Cristo.

Nada es casual en la Historia dicha sea con mayúsculas. Simplemente representa el pasado y a él le corresponde la propiedad de su autoría. Intentar cambiarlo desde el presente, que dicho sea de paso se ha convertido en el “deporte nacional”, sólo nos lleva al esperpento y al ridículo; y lo que es peor, al adoctrinamiento, que, por cierto, debería de caérsele la cara de vergüenza a quienes lo practican.

La izquierda valenciana está abiertamente en contra a que la procesión cívica del “9 de Octubre” discurra por la Catedral después de su salida con todos los honores de nuestra Casa Consistorial. En el presente año uno de los concejales, el Sr. Ribó, se ha negado a portar la Real Senyera para una celebración cuyo único sentido es el de conmemorar aquel histórico paso de una religión a otra. Pese a quien pese y se diga lo que se diga. Y por supuesto, acto festivo que, como no puede ser de otra manera, gira en torno a la Catedral y en agradecimiento a lo que significa. Y así desde 1338.

¿Son los complejos, o representa la ausencia de una motivación cultural? En ambos casos habría que añadir su razón al puro electoralismo que se “espigola” en el campo del adoctrinamiento laborado con nutrientes anticlericales que nada tienen que ver con el estado laico del que gozamos. Puro cerrilismo del que se aprovechan quienes pretenden ganar un puñado de votos despreciando las funciones de su cargo. Como es el de simbolizar el agradecimiento al “nacimiento de un nuevo pueblo” que tan repetidamente mencionan, pero que olvidan que su logro fue motivado al motor de inculcar una nueva religión: la cristiana.

Pena, penita, pena la de una izquierda valenciana de la que solo se sabe y se encuentra por las sombrías veredas de la incultura y de la ignorancia. Y de la mala fe en este caso. Y de los complejos. Los que en este caso habría que erradicar para siempre.

O al menos en el día que dicen del “nacimiento de un pueblo”. El que volvió a ser cristiano y en acto celebrado desde 1338 al amparo de la Catedral de Valencia.

16 comentarios:

ratblau dijo...

Pena penita pena de la dreta tambe, Julio, que engalanada tots els 9 d'Octubre seguix cedint terreny al pancatalanisme per a amagar aixina tots els desfalcs que ha fet en el nostre Regne i totes les vendes, que curiosament no han segut denunciades per l'Oposicio i per l'esquerra.
Una esquerra, la valenciana, que hipersubvencionada des de Barcelona rendix pleitesia a la dreta catalana.
Incomprensions de la vida.
Enhorabona per l'articul Julio.

Julio Cob dijo...

Gracias Ratblau:
Y tienes razón, entre otras cosas porque cuando se tiene no se puede quitar. Ya sabes el refrán de que entre todas la mataron...
Vamos a desear que llegue un día en el que los engañados despierten, lo que hará silenciar a quienes engañan. Nos falta cultura y sobra adoctrinamiento. Desgraciadamente es lo que hay.
Un abrazo

Pelucas dijo...

Cuanta razón tenéis los dos ya que de la incultura de este, mi pueblo,nace el meniinfotismo que nos rodea.....estamos huérfanos de un partido que nos represente realmente a los valencianos....pasan los años pasan los siglos y seguimos igual,manipulados tanto por la izquierda como por la derecha.

Julio Cob dijo...

Hola Pelucas, de es meniinfotismo que hablas, tengo mi particular opinión. Sé que se utiliza de forma despectiva, pero según creo sus razones son otras que hacen diferente a nuestra Comunidad del resto. En el crisol de la historia no todas las regiones han tenido el mismo proceso y el de la nuestra ha sido diferente a todas.
Saludos

Anónimo dijo...

menudo hatajo de fascistas se dan cita en este cavernicola blog

Julio Cob dijo...

Cuando no se tienen argumentos, anónimo, se recurre al insulto. Es lo que toca en la actualidad.

València Lliure dijo...

Què nerviosets esteu amb la més que probable forta baixada de vots al PP i la pujada de Compromís i EU. Com sempre, recorrent a l'anticatalanisme per a guanyar un grapat de vots. El que no sabeu, sembla, és que la societat valenciana ha canviat i la Batalla de València és prou difícil que torne a interessar-li al poble. Ocupeu-vos de fer fora tots els corruptes i mafiosos que teniu al PP i vos anirà millor.

Julio Cob dijo...

Sr. Valenciano Oprimido: Me lo explica?
A ver qué argumentario utiliza y que sea cierto, porque los efectos de la crisis igual los estamos sufriendo aqui que en Andalucia, en Extremadura, etc.
Bueno... para camisetas aún tienen dinero algunos.
Saludos.

Anónimo dijo...

L'entrada de la senyera en la Seu durant la procesió cívica de cada 9d'octubre és un acte que es celebra no més des de que el PP està a l'ajuntament, per lo tant no és un tradició i a mi em sembla que no respecta la separació entre l'església y l'estat que te que haver en cualsevol estat modern. Es una de tantes baixades de pantalons que la dreta em fa fer als valencians des de que està en el poder.

Julio Cob dijo...

Sr. Anónimo, por su comentario queda muy claro que no sabe de qué está hablando. ¿Cómo se puede debatir con la ignorancia? Difícil lo pone.Cultívese un poco y si quiere debatimos, pero no antes.
Saludos

Anónimo dijo...

En efecto Sr. Cobo, le hablo en su idioma para que no pierda detalle, no se puede debatir con la ignorancia y menos cuando ésta se lleva a gala. Durante la época de los ayuntamientos democráticos la Real Senyera no ha entrado en la Catedral, es una procesión cívica, menos cuando llegó doña Rita Barberá entró a ocupar dignamente nuestra alcaldía. Lea, visite hemerotecas y si quiere debatimos o nos comemos una paella, que todo es buena. Saludos.

Julio Cob dijo...

No sé engañe Sr. Anónimo, vd. no habla en mi idioma. La historia, como los libros, se lee desde su primera página, y no desde donde a uno le interesa. Cultivese y lo que le decía, luego debatimos. Y en cuanto a la paella,lo siento, pero no la dejaría en sus manos, no sea que Vd. la condimente sin hacer el previo sofrito, sin tomate y sin verdura, sin pollo ni conejo y sólo le echara arroz. No sería entonces una paella, sino el producto de su ignorancia en condimentarla.
Saludos.

Anónimo dijo...

No insista en ponerse antipático, yo sé que sólo es una pose. La paella no pensaría hacerla yo por el gran respeto que me merece ese plato, tal vez uno de los pocos puntos de encuentro que tenemos los valencianos. Ya sé que la historia puede extenderse hasta donde a uno le ineterese, pero me reafirmo en lo que dije en mis anteriores comentarios. Igualmente ud. sabrá que la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados se viene haciendo desde tiempos de Franco, 1945, pero esa batalla ya la doy por perdida. Yo sólo quiero que se entienda que la religión debería quedar para la liturgia y las fiestas religiosas, y las fiestas cívicas deberían ser un espacio en el que todos, sin importar ideologías, pudieran sentirse a gusto. Ha sido un placer conversar con ud. Enhorabuena por su blog el cual creo que ganaría si dejara esa fijación que tiene con los catalanes, si ud. supiera lo poco que se acuerdan de nosotros... y finalmente, no creo que la distancia ideológica sea un obstáculo para poder conversar.

Julio Cob dijo...

Que no hombre, que no. Que no es cuestión de simpatías ni antipatías. Sólo de documentación histórica. Y no es cuestión de extender la historia porque así sucede lo que sucede: adoctrinamiento y manipulación, sino de ir a sus orígenes que veo que no es lo suyo, ni le interesa. Sólo el cortarla cuando le conviene para desvirtuar su significado que en el caso que nos ocupa ni más ni menos viene de 1338. Y en cuanto a mi fijación por lo catalanes sólo denuncio sus mentiras, que en este caso viene al pelo la frase de Unamuno ¡Qué inventen ellos!
Y por lo que a mí respecta la distancia ideológica no me impide conversar con nadie, salvo con quienes recurren al insulto personal en el debate.
Para que vea que le hago caso, y permítame un consejo, nunca vaya al cine con la película empezada y en su mitad. Por esto, le pasa lo que le pasa.
Y gracias por su enhorabuena que considero sincera.
Saludos.

Anónimo dijo...

Qué peligrosos aquellos que en base a un supuesto respeto a la tradición justifican aberraciones anacrónicas para los tiempos que corren. Las tradiciones se respetan y guardan adaptándolas a los tiempos que corren y aquellos que no las quieren adaptar no hacen sino reflejar con su pensamiento una forma de pensar retrograda y cavernicola.

Julio Cob dijo...

Anónimo, pues si "Las tradiciones se respetan", no tienes más que ponerlo en práctica.
Saludos.