Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

11 septiembre 2014

EL DERECHO A DECIDIR Y LA DIADA CATALANA – EL DÍA DESPUÉS.

 lamina-tricentenari-1714-2014-diada-nacional-catalunya

El derecho a decidir es inalienable a las personas; su único límite es en aquello que no les pertenece, sea dicho con toda claridad.

La soberanía del pueblo español está explícita en la Constitución y por derecho corresponde a todos sus ciudadanos. Carta Magna sin fecha de caducidad, tanto en cuanto su reforma corresponde a la mayoría parlamentaria del Congreso de los Diputados.

Los catalanes no tiene el derecho a decidir sobre aquello de lo que no son dueños, por idéntico razonamiento –se podrían citar a cientos- al que un propietario de una vivienda no puede decidir el abandono de la Comunidad a la que pertenece y actuar en solitario o con quien decida, obligado a la Ley de Propiedad Horizontal vigente, a la que están sometidos todos los vecinos,  léase ciudadanos.

Y como usurpadores de la verdad histórica, celebran su “día grande” mediante el recurso de la mentira con la que “ilustran” desde la enseñanza oficial a la juventud toda.

Focalizan el tercer centenario con la supuesta “caída de Barcelona” en 1714, cuando lo cierto es que los partidarios del Archiduque proclamaron como Rey de España a quien tomara el nombre de Carlos III, a la sazón sin mencionar que Cataluña también tuvo partidarios del borbón Felipe V a quien la Generalitat Catalana juró fidelidad a su llegada a España.

Es decir, una “guerra internacional por la sucesión al trono español” la convierten en el principal motivo que justifica la independencia de Cataluña, lo que por si solo demuestra que más que la Diada catalana es la representación sainetesca de la Gran Mentira catalana (redundancia obligada) que se ha instalado en sus instituciones para emponzoñar la vida social de una región española, necesitada más que nunca de su higiene urbana y especialmente en el mundo de la docencia.

3 comentarios:

Vichoff dijo...

Una mentira repetida y vestida de dogma de fe. Lo malo no es que la hayan inventado, lo malo es que tanta gente la haya creído.
Un abrazo, Julio.

Julio Cob dijo...

Vichoff, efectivamente, ese es el gran problema. No reside en los manipuladores sino en quienes se dejan engañar y en perjuicio de todos.

Josel Ramez dijo...

Hola, me gustaron mucho tus fotos, yo me dedico a fotografíar paisajes y expediciones y siempre estoy buscando blogs que me ayuden a inspirarme, estoy realizando un portafolio en un blog, y espero algún día poder compartir opiniones.

Saludos.

Hotel en Toluca