Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

26 agosto 2008

ABEJORROS

Todas las prescripciones meteorológicas apuntaban a que este mes de agosto no iba a ser muy caluroso, pero está claro que uno ya no puedo fiarse ni de lo que está escrito pese a lo mucho que algunos confían en ello.

La presión de las cuatro paredes refugiado en mi casa durante todo el día, cuyo único resquicio era el del aire acondicionado, más agradable que el bochorno del exterior, hizo sin embargo que necesitara salir a la calle; decisión a la que me lancé de manera inconsciente. Me enfrenté a un calor denso y pegajoso, pese a la proximidad del mar. Las calles por las que transitaba, largas y estrechas, eran como una barrera frente a la brisa marina evitando su alivio. Pese a ello, caminé decidido por un ambiente tórrido, dispuesto él a terminar con todo bicho viviente que se atreviera a deambular por sus fauces aniquiladoras. Mi valor, sólo constaba en una libreta verde, vacía de contenido, pero con un epílogo claro y conciso: “se le supone”.

Nunca hay que infravalorar al enemigo y a las pocas calles en mí caminar por el barrio marítimo, ya estaba agotado. Afortunadamente, una plaza abierta con una cruz roja en el centro sobre un pedestal lóbrego y bajo un árbol frondoso, se me ofreció como refugio y descanso. Un banco lleno de grafitis gamberros y cagadas de pájaros, con vómitos secos fruto de la droga y el alcohol, tuvieron la gentileza de dejarme un hueco limpio a un lado donde sentarme y descansar un rato.

Con una ligera brisa me entró la modorra, tan a gusto como estaba, cuando un golpe seco a mi lado anunció de la presencia de una gaviota que tumbada sobre la mugre estiraba sus patas de forma intermitente, lo que más parecía su última voluntad escrita en esta ocasión en lo que más parecía el ritmo de un mensaje morse. Un ojo triste de la gaviota se dirigió a mi rostro y mi fe cristiana me llevó a cerrárselo, al igual que lo hicieron los míos.

Marino de remplazo, un extraño SOS tableteaba insistente, y la tira de papel perforado se retorcía levemente creciendo en su volumen. Una bolsa de gruyere que se iba esponjando en el suelo se enredó entre mis piernas, mientras pasaba a un folio tras otro un mensaje de agobio henchido de aflicción. Llegaba a mis manos la angustia expresada por alguien ante la amenaza de unos abejorros revoleteando sin cesar dentro de un circuito fijo y constante, alertando al mismo tiempo de horribles bramidos hasta ese momento desconocidos que turbaban su tranquilidad agosteña, la que gozaba desde hacía muchos años en la dársena del puerto. Sólo durante la noche podía descansar –abundaba en su mensaje- y al despuntar el día, nuevos sonidos de espanto destrozaban sus tímpanos largas horas hasta el atardecer. Habían sido tres días de martirio interminable mientras una masa vociferante clamaba alocada sin conseguir amortiguar unos chirridos que destrozaban su corazón, temiendo por su muerte.

La cabezada hacía atrás en el atardecer, justo en el momento en el que una cagada de un pájaro cayera sobre mi rostro, me hizo despertar. Un sentimiento de pena estrujó mi alma, acercándome a un sueño tan real como aquella gaviota tumbada a mi lado, de cuyas patitas seguían saliendo mensajes de auxilio que con gran tristeza pude descifrar.

2 comentarios:

Angel dijo...

Hola Julio, mi nombre es Angel (exusuario)soy de tumisma generacion (de los 40`)
Tengo una casilla de GMAIL abarrotada de correos por hacerle una pregunta al supuesto “Grupo de Ayuda” que se adjudica el Google y es por eso que vi. el correo que mandaste solicitando te den una respuesta al problema de tus fotos. Ahora bien (yo ya pase por eso) te comento ¡¡NO EXISTEN ESO SUPUESTOS Sres.!! a los cuales vos muy respetuosamente les solicitas ayuda!!! Si en cambio hay dentro de esta maraña algunas personas de muy buena honda con mucho mas conocimiento que nosotros (en esto de Internet y lo Blogs) y dan respuesta a los problemas de los usuarios. En lo que yo pude investigar sobre este tema es; uno mas de los tantos servicios que nos invadieron en la década del 90`acá el Argentina y que resulta muy pero muy fácil registrarse pero que salir o pedir ayuda es cosa de brujo y te diría que parecen salidos de la misma “Matriz” (Cable -todos- , Banda Ancha, servicios de Celulares –no se salva ninguno- servicios “Fantásticos” en la Web, etc, etc, etc y etc.)
Sinceramente espero que puedas recupera tu fotos, pero si alguien te proporciona una mano, te aseguro que no son los “Sres.” de los que creemos están detrás de nuestros monitores, seguro que ha de ser esa gente de la que mencione mas arriba.
Google y toda esta parafernalia internauta que se ha generado en la red no se trata más que (hoy en día) de un robot. Acá por estos lados hay un refrán que dice “Haz la fama y échate a dormí” pues bien eso es lo que a pasado…sin querer ser demasiado alarmista es una parodia de lo que a personas de nuestra edad nos mostró el genial Arthur C. Carke en “Odisea del Espació 2001”.
Bueno no me extiendo mas, te mando un cordial saludo desde acá Argentina…
A me olvidaba pero mi nueva casilla de correo es ahora ams2407@gmail.com tuve que sacar otro por que la anterior esta abarrotada de correos, por lo que te comente anteriormente.

Muy bueno tu Blog…aunque lo mi es el Orientalismo. Espero en carecidamente no haber sido inoportuno con mi comentario

caminante dijo...

el alma noble del tiempo muchas veces nos pone a soñar. las calles no hablan de paraíso y así, lo que debió ser lluvia y ternura, fué calor y graffitis.
que nos confundan con una estatua no es lo de menos. así que desde que aquella águila confundió la cabeza de esquilo con una piedra, las aves han
heredaron una especie de mala puntería impertinente o percepción...
el clima ya no es inocente y tienen una lucha abierta a hacer
equivocar a la ciencia de la predicción. en tanto aquí andamos
desprovisto de lo fundamental
intentando ser felices sobre el asfalto de algún sueño
que cuelga con los tennis viejos
sobre los tendidos eléctricos.