Si das una vueltecita por mi Blog, espero sea de tu agrado.

26 octubre 2012

JOAN FUSTER, UN CATALÁ DE SUECA

Joan_Fuster-Carnet
La figura y obra del ensayista Joan Fuster sólo se puede enmarcar dentro del ámbito nacionalista catalán; de los Premis de Octubre instados desde la Generalitat Catalana en tierras valencianas y de poco más; sí de situar su aportación cultural en el mundo de las letras se trata.
 
Fuera de este magma catalanista, su proyección nacional e internacional es la de un autor carente de interés, incluso desconocido. Y mal que le pese a quien pueda leer estas líneas, los hechos son tozudos y la realidad es verificable.
 
Nada más sencillo que utilizar cualquier buscador de Internet, fijar su nombre e ir añadiendo al lado diferentes lugares del mundo para observar que su interés, restado el de Cataluña, es tan decreciente como el dicho popular de lo poco que dura un pastel a la puerta de un colegio. Y no hablemos de Sudamérica, donde si lo comparamos con otro Joan, en este caso Marsé, el resultado es de goleada como aquella contra Malta.
 
Su prestigio se ciñe pues al ámbito propagandístico catalán, panfletario, confeccionado a golpe de talonario porque su interés literario es inexistente fuera de su redil.
 
Su bibliografía es un conjunto de ensayos sin prestigio alguno, desconocidos la mayoría, salvo su autoría de “Nosaltres els valencians” -carente de mérito literario y a la sazón sin rigor histórico alguno- que ha sido encumbrado a la consideración de Biblia Sagrada por sus adoctrinados seguidores.
 
Ensayo, dicho sea de paso, escrito en el corto espacio de dos o tres meses por encargo de Max Cahner, quien sería años después Conseller de Cultura de Jordi Pujol. Es decir, de obligada ejecución.
 
Mito, que no libro mítico, sabiamente conducido y utilizado cual Mesías redentor de una tierra prometida. Un autor presentado como salvador de la patria, vamos; pero más que como protector, resulta ser el inventor de un país inexistente.
 
Un mito, una leyenda, una mentira; como lo es el de una supuesta evolución personal que más tuvo de encomienda interesada con fines claros y precisos, igualmente económicos y en su beneficio, que de cualquier aporte ilustrado se tratase.

 
joan fuster_
“Nunca entendí como acabó siendo Catedrático de Filología Catalana en la Universidad de Valencia” dice Antoni Furió en un librito en ocasión de la IV Jornada Joan Fuster, organizada por el Ayuntamiento de Sueca y la Cátedra Joan Fuster celebrada en la Ribera Baja en el no muy lejano año del 2006.
 
Y lo explica con rica veracidad, con ausencia de crítica, por lo que queda ésta para cualquier lector libre de adoctrinamiento.
 
Joan Fuster ya en su último tercio de vida, no podía acogerse a la Seguridad Social ni a ningún otro tipo de seguro porque jamás había trabajado para empresa alguna; sus artículos semanales le daban para mal vivir y él mismo se definía como “jornaler de la escriptura”.
 
Finalmente se dio de alta como autónomo agrícola gracias a un pequeño trozo de tierra heredado de su padre -tallista de imágenes religiosas, profesión que en la posguerra fue muy lucrativa por hechos de sobra conocidos y de quien guardo una interesante critica hacia su hijo que prefiero silenciar- instancia destinada a obtener en su día una pequeña pensión.
 
De tal guisa, había que dar una solución para que el Mesías Redentor tuviera una pensión digna. Y vaya si se la dieron: nada más y nada menos que “Catedrático de Filología Catalana en la Universidad de Valencia”; y… con todos los honores.
 
Eso sí, saltándose a la torera por el claustro universitario y ante un asombrado Luis Vives los méritos que las exigencias universitarias demandan para otorgar el puesto. Se las pasaron por el morro, brincando a la ligera los obstáculos reglamentarios.
Joan Fuster, un mito, una mentira, un catalán de Sueca al servicio de una encomienda con el resultado de una leyenda, tan falsa como lo son todas las leyendas, y valga la redundancia.
 
Si los nacionalistas necesitan para su “templo sagrado” una capilla con su imagen predilecta y en alto pedernal, en Juan de la Cruz la tienen.
 
Su propio nombre le predestinó a ello.

2 comentarios:

0=€:::JOSE:::.> dijo...

Home Julio, tin en conte que ara te un azrticul mes i una pagina mes que apareixerà en la "busqueda de Google".
La veritat parlar de Juan de la Cruz, hui es un pecat, puix com tot lo que rodeja el dogma pancatalaniste, posar traves o difondre veritats, es un sacrilegi.
¿Que es pot contar d'ell que no es sapia? Puix que acabada la guerra, ell fon el que encapçalava el sequit de benvinguda al que va ser victima son pare, quan acabada la guerra, i lluitant en els austriacistes (del que era cap comarcal), va ser detingut, entre atres per Juan de la Cruz.
Que milità en falange, i que ho va fer fins ben avançada edat, que el seu famos llibre "Nosaltres" va passar la censura sense canviar ninguna lletra i sense opossicio del censor, no es soles una coincidencia, puix el mateix censor era "camarada" de Falange, son coses per tots conegudes.
Pero pot ser una coa que s'escapa a molts dels llectors es que gracies a Eliseu Climent, ell i Sanchis Gusrner, passaren a ser eixos mites que necessitava el pancatalanisme per a poder arrailar en Valencia, eixos pseudo estudiosos, que com be sabem tots basaren el seu temps en intentar ocultar la verdadera historia de Valencia i la seua llengua, ocultant o enganyar sobre ella retallant els antics documents i mostrant soles la part que per ad ells podria significar que Valencia ha segut filla de Catalunya.
En fi, no me vaig a estendre mes, Julio, tu ho has fet prou be, pero recorde que fins i tot, ell va copiar la frase del famos bisbe de Vic, Josep torras i Vallés , que està esculpida en el monasteri de Montserrat (a on ell i atres mes duyen durant les pasqües i estius als jovens valencians per a fer-los el llavat de cap) Cataluña será cristiana o no será, i substitutins cristiana per esquerres, i Catalunya per Valencia, per a crear la seua famosa "Valencia serà d'esquerres o no hi serà".
En fi, un atre copia i pega interessat que s'ha convertit en martir, i alq ue ya fa un temps li vaig dedicar un articul titulat De fuster a Fuster.
Un abraç

Julio Cob dijo...

Hola Jose:

Ya sabes, uno tiene sus principios y si hace falta se tiene otros. Sin dar palo al agua en toda su vida, se arrimó siempre donde veía algo de provecho. Este personajillo del “Tres al Quatre” es un ejemplo de ello.

Y bueno, si mi comentario supone que tenga una entrada más en el Google, al menos sirva para que algunos sepan de qué forma tan vergonzosa logró Cátedra en la Universidad de Valencia. Institución que supone para nuestra ciudad una mancha negra, más grande de lo que muchos puedan imaginar desde que se impuso el “pensamiento único” torno a un claustro degradado al estilo de aquellos “centros de la Falange y de las JONS” en los que, qué casualidad, figuraba Juan de la Cruz.
Desgraciadamente y por lo que escucho a muchas personas cercanas a la Universidad que tienen que que mantenerse en silencio, ven muy dificil que la institución de un giro hacia la libertad en el ejercicio del debate. Las Jornadas sobre el Compromiso de Caspe allí celebradas en este año, han sido una muestra de la manipulación y de la falta de debate allí existente.
En fin, falta de higiene cultural.
Saludos